Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Voyeurismo

Luigi Eroxxx 21 enero 2009

voyeurn.jpg
En un post pasado escribí del exhibicionismo y es algo que me encanta pero esta difícil decidir que me gusta más si mostrarme o ver. Si bien es cierto que no todos podemos experimentar de estas situaciones, en parte estoy seguro que es por algún impedimento, los cuales pueden ser morales, culturales o religiosos. Pero estas cuestiones son para otro tema.

El voyeurismo es una práctica en la cual un individuo obtiene placer sexual al observar a otras personas. Puede que esas personas estén manteniendo relaciones sexuales, se encuentren desnudas, o sólo con ropa interior, para el todo esto se considera atractivo.

El término ‘voyeurismo’ se deriva del verbo francés ‘voir’ (ver) y el sufijo ‘eur’. Una traducción literal sería ‘mirón’ con una connotación peyorativa.

Las prácticas voyeuristas pueden adoptar diversas formas. No obstante, su rasgo más característico es que el voyeur no interactúa directamente con la persona u objeto que lo atrae (este último a menudo desconoce el hecho de que está siendo observado).

Para esta singular practica se utilizan objetos que pueden dar la distancia requerida como lo son prismáticos, cámaras, vídeo cámaras y demás artefactos para cumplir el cometido. En ocasiones, la estimulación que le provoca esta práctica forma parte de una fantasía masturbatoria en la que se recrea mientras observa o la evoca posteriormente.

El elemento principal en el voyeurismo, y el factor que lo distingue de la mixoscopía (el placer de observar a otros teniendo sexo), es que quienes son observados no lo saben. Puede excitar mucho al voyeurista la posibilidad de ser descubierto. Algunas personas lo llevan hasta sus límites y se arriesgan a ser descubiertas porque de esa manera su excitación se incrementa.

Actualmente, cada vez hay más cámaras listas para captar momentos comprometidos. Con la proliferación de los teléfonos móviles y de los programas de televisión real, fisgonear las vidas ajenas se ha convertido en una práctica bastante común, muchas veces alentada con fines comerciales.
Así que díganme apreciados lectores ¿les gusta observar?


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *