Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Violencia en las relaciones

Luigi Eroxxx 11 marzo 2009

relacion-de-pareja.jpg
Siendo una sociedad que se considera a sí misma civilizada, aun no hemos podido erradicar la violencia, peor aún, la violencia dentro de las parejas, tanto dentro del noviazgo, como dentro del matrimonio, es más frecuente de lo que pensamos.

Cuando hablamos de violencia en la pareja, no sólo nos referimos a cuando existe una agresión física, sino también cuando ésta, es psicológica, o verbal, lo cual puede llegar a ser, igual o más traumático para quien la sufre.

La violencia dentro de la pareja, muchas veces, se da como consecuencia de haber vivido o padecido violencia doméstica en el núcleo familiar, una forma de repetir la misma historia, que esta persona ha vivido en el seno de su familia.

Y no es exclusiva de los hombres como muchas personas creen, existen mujeres que ejercen este mismo tipo de violencia contra sus parejas. Aunque es mas común que utilicen la violencia verbal.

Los celos, tanto de uno como del otro lado, también constituyen uno de los motivos frecuentes que pueden llevar a situaciones de violencia.

Hay situaciones, como las que enumeraré debajo, que pueden llegar a alertarte acerca de algún signo de violencia que puedas estar viviendo en tu pareja, ellos son:

• Te dice con frecuencia que te dejará si no cambias

• Amenaza con quitarse la vida si lo/a dejas

Manifiestas celos de tus amigos, compañeros de trabajo o familiares

• Te presiona para que cambies algo de tu aspecto físico

• Revisa tus pertenencias, correos, agenda, etc.

• Te ha obligado a mantener relaciones sexuales

• Ha ejercido algún tipo de violencia física, mediante, empujones, sacudidas, gritos, rasguños, etc.

• Alguna vez se ha enojado tanto que te ha hecho sentir temor

Es importante poder reconocer la violencia en todas sus manifestaciones, para poder saber si la vivimos y, de ser así pues buscar ayuda, antes de que sea tarde.

Vía l Educasexo


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *