Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

El vino tinto y el deseo femenino

dlopez 15 diciembre 2009

photolibrary_rf_photo_of_woman_drinking_red_wine.jpg

Al parecer muchos hombres estaban equivocados. Siempre ha existido el rumor que usando vino blanco en una cena la chica podría sentir burbujitas en salva sea la parte y así podrías conseguir llevártela a la cama. Pero ahora resulta que es todo lo contrario.

Es el vino tinto el que, tomado con moderación, no sólo “pone a tono” a las mujeres sino que facilita la lubricación vaginal, aumenta la excitación e incluso fomenta pensar en fantasías sexuales. Todo un descubrimiento para las mujeres de todas las edades.

Hace ya mucho años que se estudió el efecto positivo de la uva tinta en las mujeres menopaúsicas. Productos como el resveratrol han conseguido que muchas mujeres se beneficien de los efectos de los polifenoles para combatir los problemas hormonales típicos del citado periodo de la vida de la mujer.

Pero ninguna Universidad se había detenido a estudiar el efecto del vino en las mujeres. Ahora lo han hecho la de Florencia y la de Turín para llegar a la conclusión, tras analizar el comportamiento sexual de 780 mujeres, de que dos vasos de vino tinto al día fomentan la sexualidad femenina.

La conclusión ha sido clara, tras analizar a mujeres que bebían 1-2 vasos de vino, a abstemias y a bebedoras ocasionales, se les entregó un cuestionario para que explicaran los cambios que sentían. Las que bebían con moderación sentían mucha más excitación y pensaban más en el sexo que el resto.

Eso sí, aún no saben por qué el vino es capaz de producir estos efectos. No se explican la relación entre el deseo sexual y la lubricación vaginal con una bebida. Los polifenoles, los flavonoides y otras sustancias son los protagonistas indiscutibles, pero aún queda mucho camino por recorrer. Así que ya sabéis, una copita de vino tinto al día os podrá a tono y podréis disfrutar de una sexualidad mucho mejor.

Vía I El Mundo


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

ENLACES A ESTE ARTICULO