Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Vienen de dos en dos

Luigi Eroxxx 23 diciembre 2008

1153820224_akt2022.jpg
Sin lugar a dudas o al menos eso es lo que creo en mi humilde opinión, Si se tuviera que seleccionar un símbolo que representara de forma tan completa el cuerpo femenino, mucha gente probablemente escogería los senos. Y es que el simbolismo de los pechos femeninos esta ciertamente arraigado en nuestra cultura. No hace falta ser un experto en el tema para realizar un análisis un tanto profundo, sobre relacionar esta parte corporal con la vida, la salud, la nutrición y por supuesto el erotismo.

Muchas personas creen que los pechos son una zona sobrevalorada. Yo pienso que más que sobrevalorada esta reconocida, siendo una parte que genera muchísimo placer erógeno.

A lo largo de mi vida descubrí muchas posibilidades de juegos eróticos, en esta área son múltiples y variadas. No creo estar equivocado al decir que son pocos los individuos que duden de la importancia de los senos en el erotismo, siendo una fuente más que obvia de placer.

Se trata de una amplia zona erógena. Tanto los senos como los pezones son importantes generadores de excitación, gozo y sensualidad. Muchos hombres desean tener acceso a unos pechos grandes y bien definidos para tocarlos, besarlos, masajearlos… palparlos centímetro a centímetro o recorrer hasta el último rincón de los mismos con la lengua; llegar a los pezones, darles mordisquitos…

Por supuesto aquí es mucho muy importante reconocer el umbral de sensibilidad de tu pareja. No a todas las mujeres les parece igual de excitante todo este jugueteo. El tamaño no esta relacionado con mayor placer para la mujer. Unos senos pequeños pueden ser tanto o más sensibles que unos de mayor tamaño.

En el caso de los hombres y sus pechos es similar a lo que sucede con sus glúteos y el ano (no me incluyo porque disfruto de cada parte de mi cuerpo). Para muchos de ellos representa una zona prohibida o poco explorada. La estimulación de esta zona en un hombre puede considerarse un tanto homosexual y, por ello, se trata de una zona tabú durante las relaciones sexuales.

Es posible que para algunos de nosotros su estimulación llegue a causar un poco de dolor, por lo que será necesario tomar en cuenta los umbrales de sensibilidad. Sin embargo, el potencial de excitación de la zona es enorme. Si aun no lo han hecho, pues háganlo y luego me cuentan que sintieron.


COMENTARIOS

  1. Caevri dijo:
    #1
    Respecto a zonas "homosexuales", bueno, mi consejo a navegantes es que si os acostais con alguien en quien no confiais respecto a lo que piensa de ti... es igual que acostarse con alguien en quien no confiais respecto a enfermedades de transmision sexual, y hacerlo sin condon.

    Dos personas que tienen un deseo sincero de provocar placer mutuo no se censuran (cada uno decide en la forma de relacion de pareja al margen del sexo, sin censura por mi parte). Puede ser sorprendente en algunos casos para alguno de los dos, puesto que ninguno nacemos aprendidos, y al igual que cuando nos regalaron nuestra primera felacion, chicos o chicas, estabamos excitados, sorprendidos y avergonzados a partes iguales, hay que aceptar que nuestra pareja no este tan "al dia" como nosotros.

    Lo mejor es dejar caer ciertos temas tabu poco a poco... dar a entender nuestros gustos sin complejos, aunque sin ser bruscos, e ir comprobando si hay entendimiento mutuo.

    Yo no me acostaria con una persona que no entiendo, o que no me entiende.

    Se libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *