Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Viendo películas porno

Luigi Eroxxx 18 marzo 2009

porno.jpg
Prácticamente todos los hombres en algún momento de nuestra vida hemos tenido contacto con el mundo del porno, mas concretamente con el cine pornográfico. Cuando tenemos una relación sentimental o una pareja estable, podemos decidir ver alguna película con tintes eróticos o algo mas explicito.

Debo aclarar que ver este tipo de películas o ser aficionado a ellas no revela que seamos unos pervertidos, es un mero gusto con tendencias voyeuristas. Si es una pareja, la que decide adentrarse dentro del mundo porno debe hacerlo de mutuo acuerdo como en todas las prácticas sexuales.

Si decide alquilar una película, hay que tener en cuenta las diferencias entre una erótica, donde se muestran escenas sexuales, generalmente con algún argumento o si quiere ver escenas de sexo explícito tendrá que optar por una porno, aunque a muchas parejas este tipo de films puede producir una sensación de asco, sobre todo si nunca ha visto una.

Algunas personas pueden sentirse algo acomplejadas cuando ven una película de este tipo (porno), los actores son bastante atractivos, con penes grandes y demuestran un funcionamiento sexual muy resistente. En el caso de las mujeres podría sentirse cohibida por lo que las actrices pueden hacer y ella quizás no se atreva, o en su defecto por el físico.

Entonces lejos quedará el objetivo de lograr una mejor comunicación o aprender y experimentar las distintas escenas que también sirven de modelo para la práctica de poses sexuales.

Así que si deciden experimentar en su vida sexual con algo novedoso para su relación, en este caso ver películas, pues háganlo consientes de que es para mero placer, y estimulación erótica y no para sufrir, acomplejarse o estresarse. La comunicación es base importante de todo comportamiento sexual en una pareja, si pueden hablar de sexo con sus parejas, podrán incluso realizar fantasías que nunca hubieran imaginado lograr llevar a cabo.

Vía l La razón


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *