Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Vanessa del Río, recordando a la actriz porno

dlopez 7 julio 2011

Vanessa del Río fue uno de los grandes mitos del porno de los años setenta y ochenta. Su piel morena, sus grandes pechos y su entrega en las escenas más hardcore sirvieron para que todo el mundo fantaseara con la mítica actriz.

Nacida en Harlem en 1952, fue en 1974 cuando decidió probar suerte en el cine porno. Más de 100 cintas fueron protagonizadas por una actriz titánica, los mejores actores han trabajado con ella y aun hoy sigue siendo una de las actrices más respetadas del negocio.

Del Río dejó el porno en el 86 por miedo al SIDA pero regresó poco después para retirarse de forma definitiva en el 99. A través de su web sigue ofreciendo sesiones fotográficas de alto voltaje. Tampoco es raro verla en convenciones o exposiciones relacionadas con el mundo del porno.

Aunque el paso por el quirófano ha provocado que la actriz no luzca como antes, su imagen de mujer madura con ganas de sexo, sus generosos senos y su pubis provocó que la afición por las MILFS subiera como la espuma.

Películas como Drácula Exótica (1981), Angie, Undercover Cop (1980), Oriental Madam (1981), Midnight Desires (1976) o la más reciente A Taste of Vanessa (1990) son más que recomendables para una primera toma de contacto con esta leyenda.

Sobre su vida en el porno declaraba a la revista King que “No me arrepiento de nada de lo que he hecho, no voy a volver atrás para arrepentirme de todo. Si me preguntas si habría hecho algo de forma distinta te diría que me habría gustado probar suerte en Hollywood”. Homenaje a la protagonista de las fantasías de muchos de nuestros lectores.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *