Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Tuppersex

Luigi Eroxxx 24 mayo 2009

tuppersex.jpg
Si eres amante de las compras, si te gustaría visitar una sex shop pero te da pena ser vista entrando a esa clase de lugares, no te preocupes ya se venden casi, casi a domicilio y se parece mucho a la venta de cosméticos y al famoso “tupperware”.

El tuppersex, es una reunión de mujeres (las cuales en su mayoría se conocen), organizada por una anfitriona, quien es la que presta su casa, para que en un ambiente relajado y distendido, se realice una muestra y promoción de juguetes eróticos, los cuales se pueden tocar y hasta probar.

Imagínate a un grupo de mujeres que literalmente se comportan como con “juguete nuevo”, pues por unas horas en vez de emocionarse viendo trastecitos que recuerdan los quehaceres domésticos, pueden disfrutar de novedosas cosas de índole sexual.

Tal como lo hacen las vendedoras de cosméticos o de lencería, las encargadas de promover el tuppersex, organizan reuniones de amigas y/o vecinas, quienes se juntan, para comprar todo tipo de juguetes sexuales.

Más que reuniones podrían considerarse como el nuevo ritual de las mujeres de la ola de “liberación sexual”,
pues no sólo se trata de pasar un buen rato, caro que estas reuniones se hacen muy amenas y lo interesante es que en ellas hay de todo, desde educación sexual, terapia de grupo, y por supuesto, la presentación de los productos sexuales más variados, desde lencería erótica, hasta los más sofisticados juguetes sexuales.

Todo tipo de vibradores, lencería sexy, juegos eróticos, preservativos de todos los colores y sabores, son algunos de los productos que en estas reuniones se suelen presentar, aunque sería importante resaltar que no se trata sólo de vender y comprar, sino de encontrar un lugar donde aclarar las dudas acerca de nuestra sexualidad, un medio bastante “confidencial” en donde las mujeres se atrevan a preguntar y sobre todo a descubrir el mundo del erotismo.

Así que si saben de alguna reunión de este tipo no se la pierdan y siéntanse en libertad de conocer, preguntar y divertirse.

Vía l Educasexo


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *