Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Torrente contra el puticlub, el sexo sigue vendiendo

dlopez 17 marzo 2011

torrente-4-lethal-crisis-005.jpg

El gran éxito de Torrente 4 pasa por el talento de Santiago Segura pero también por ofrecernos la imagen de varias chicas en top less, algo que llena la pantalla y que sigue siendo un gran atractivo para este tipo de películas. El dueño de un puti club acaba de denunciar que Segura le debe 6.000 euros por incumplimiento.

En una de las escenas de la película se ve un club hasta arriba de mujeres, según el acuerdo Segura debería haber incluido el logo del lugar y haber pagado la correspondiente cantidad al dueño. De momento no ha hecho ninguna de las dos cosas. Mario Gamero, el dueño del D´Angelo de Alicante está que trina.

El precio que le pidió Gamero a la productora era de 2.000 euros al día, la productora le comentó que “Cuando ya estaban allí, vinieron de la productora a decirme que no había presupuesto suficiente y que no podían pagarme esa cantidad, pero como son muy liantes me convencieron para cambiar el dinero por publicidad. Hablé con Santiago Segura y se comprometió a nombrar dos veces el nombre del negocio durante la película y a incluir varias escenas en la que se viera la fachada en un plano general y el logo comercial del D’Angelo”.

Lo más curioso es que, siempre según el citado, Segura le prometió que lo que no se viera en esta parte de Torrente se podría ver en la quinta parte de la saga. Este escándalo bien puede ser una perfecta jugada comercial para darle aún más publicidad a su película. La prostitución y el sexo siguen siendo grandes anzuelos para pescar espectadores en este país que creció con Esteso y Pajares. A ver cuándo cambiamos.

Vía | El Mundo


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *