Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Tiger Woods se cura su adicción al sexo

dlopez 25 enero 2010

tiger-woods-statementsdp-1_0.jpg

Suele pasar muy a menudo, el sexo, como comentábamos ayer, es motivo de estigma y la excusa perfecta para acusar a una persona. El uso del término adicción significa que esa persona no puede librarse de practicar sexo en ningún momento y de ahí las críticas que recibe. Lo mismo ocurre si a uno le gusta comer, beber o mirar por la ventana, el tema es criticar.

El juicio sumarisimo que se le ha hecho a Woods no pensamos que sea competencia de nadie. Si este señor ha tenido a bien tener sexo con varias mujeres aun estando casado no es asunto nuestro, se puede comentar quizás cómo en Estados Unidos encumbran a una persona por la imagen que transmite y no por la realidad, cualquier tipo de comentario sería válido menos recordar los tiempos de la Inquisición.

Y que conste que no estamos defendiendo ni la infidelidad ni lo mal que lo ha podido pasar su esposa. Simplemente criticamos el uso del sexo como una mácula sobre el historial del deportista. En su trabajo es el número uno le pese a quien le pese y así lo ha demostrado durante años. El ingreso en una clínica para “desintoxicarse” viene a ser un brindis al sol.

La clínica ya se frota las manos y se autodenomina “especialista en problemas psiquiátricos”. Es decir, que si alguna de las personas que está leyendo esto ha sido infiel con varias mujeres a lo largo de su vida debería saber que tiene un problema psiquiátrico. Si le gusta comer también, si se toma 2 cervezas también y si orina más de 3 veces al día pues va a ser que también.

La sociedad cada vez opta más por el castigo en público, la mofa y el escarnio de la gente que se sale un poco del redil. ¿Cuando vamos a cambiar?


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *