Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

El tiempo y el amor

dlopez 16 septiembre 2009

el-tiempo-y-el-amor.jpg

La antigüedad siempre ha sido considerada como una virtud. Los años de un producto, como el vino, pueden considerarse casi la garantía de que una copa de esa botella nos asegurará minutos de placer. Son muchos los bares , tiendas y establecimientos que lucen en sus fachadas “Desde 1920…, etc.” Pero, ¿ocurre lo mismo en el amor?

Evidentemente no. Dos piezas que conviven juntas si siempre hacen lo mismo terminan desgastándose como los rodamientos de una lavadora, hay, por lo tanto, que ir cambiando las piezas, las costumbres y la forma de ver la vida para conseguir que la máquina siga funcionando.

¿Es bonito envejecer junto a tu pareja?, por supuesto que sí, pero si no te quieres convertir en Los Roper hoy te proponemos una serie ideas para mejorar en la rutina diaria y conseguir que la pareja sea un placer y no un aburrimiento constante.

Lo primero que hay que tener en cuenta, antes de empezar una relación, es pensar que esa persona irá cambiando con el tiempo y que, seguramente, no será oro todo lo que reluce. La pasión sexual se va apagando con el tiempo y si los primeros encuentros son antológicos al cabo de los años pueden parecerse más a la cópula de la tortuga que a dos jóvenes haciéndoselo en la playa.

Qué podemos hacer entonces. Pues intentar empezar de cero cada día. Es complicado y difícil, siempre se dice, pero hay que hacerlo. Por llevar equis años con tu pareja no significa que eso sea vitalicio, los años se pueden ir a la papelera en un día, al igual que el amor, de ahí que cada día hay que intentar que sea distinto.

Se nos ocurren muchos detalles, prepararle una cena o el dormitorio de forma romántica, comprarle una flor, invitarla por sorpresa al teatro y todo lo que se os ocurra. Es el único secreto, mantener la ilusión de que las próximas 24 horas estás pasando un examen que ha de terminar con el aprobado. Pero eso sí, todo esto también es aplicable a las mujeres que también son parte de la pareja, los tiempos en los que el caballero tenía que ir a rendirle pleitesía a la princesa ya han pasado. Luchando juntos conseguiréis vuestro objetivo final, vivir con amor, la mayor riqueza que puede tener el ser humano.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *