Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Tenga, la revolución en los juguetes sexuales masculinos

dlopez 26 diciembre 2009

editions_red.jpg

Aunque pueda parecer lo contrario, los hombres no disponemos de muchos juguetes sexuales para escoger. A las clásicas muñecas hinchables le siguieron plugs anales o partes del cuerpo femenino pero poco más. Mientras que la tecnología más avanzada llegaba a las consoladores, los hombres teníamos que conformarnos con lo de siempre.

Pero la empresa japonesa Tenga decidió hace ya algunos años crear un juguete para hombres que no sólo fue una revolución en cuanto a sensaciones sino que además tenía un diseño elegante, discreto y atractivo. Las copas de Tenga viven ahora una segunda juventud y el catálogo de la empresa ha aumentado en los últimos meses.

Lo que en un principio era un recipiente donde introducir el pene y tener sensaciones similares al sexo oral, vaginal o anal se ha mejorado con los nuevos productos. En algunos casos se incluye la vibración y la cabeza giratoria para darle a la masturbación un giro de 360 grados. Pero en el caso de que no desees tener el bote clásico de la marca ahora se han inventado unos huevos de silicona que también son magníficos.

cont_bloq2.jpg

El relieve interior de este producto y su flexibilidad hace que podamos dirigir la masturbación hacia donde queramos, siempre con una sensación realística y muy bien trabajada. El producto viene con un lubricante que nos facilita la tarea. El que prueba repite.

cont_bloq3.jpg

Pero, sin lugar a dudas, el más caro de los productos del catálogo es un ejemplo del mejor diseño. El Flip Hole es lo más parecido a un gadget electrónico pero en su interior esconde una serie de relieves que nos llevarán al orgasmo de una manera rápida y placentera.

Desde aquí felicitamos a Tenga no sólo por el diseño, ya que cualquier masturbador puede estar perfectamente a la vista de todos y pasa por ser un desodorante o un after shave, sino por el estudio de las necesidades masculinas a la hora de masturbarse. Además el precio es bastante asequible. Si Santa Claus no te dejó nada pídele un Tenga a los Reyes Magos.

Vía I Tenga


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *