Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Los taxis feministas

dlopez 5 enero 2010

56232734__mg_1654.jpg

Seguramente conoceréis la noticia porque ha dado la vuelta al mundo. En Londres tuvieron, hace poco tiempo, la idea de diseñar unos taxis sólo para mujeres. Luego se han extendido a países como la India y México y acaban de llegar a Barcelona. La idea es pintar un taxi de rosa e, imagino, ponerle perfume al coche en su interior.

Esto es, los hombres nos fastidiamos con el taxi de turno, con el respaldo de bolitas, la radio a todo trapo y conocer la hagiografía del taxista mientras dura el trayecto. Ellas no, ellas buen olor, silencio y coches más grandes. Es el uso del feminismo como medio para discriminar.

Porque, en este país de la libertad, la constitución y la alianza de las civilizaciones, ser mujer debe ser mejor que ser hombre. Es cierto que las mujeres nunca han tenido los mismos derechos que los hombres, que lo han pasado mal a lo largo del tiempo y que ya era hora de que fuéramos iguales. Pero una cosa es la igualdad, que tiene que ser real, y otra es jugar el partido con un solo equipo.

El Ministerio de Igualdad (aprovecho para parafrasear a una chirigota callejera de Cádiz que comentaba que Bibiana Aido es más igual que tú), se encarga de promover ayudas a las mujeres emprendedoras, concursos literarios para mujeres, tiendas para mujeres y taxis para mujeres. Es decir, si una mujer está en paro hay que encontrarle trabajo, y me parece bien, pero si un hombre lo está pues…dos piedras.

Desde aquí recordamos un artículo de la Constitución que viene a decir que no puede haber discriminación por el sexo de la persona. Pues eso, a ver si nos aplicamos el cuento y las feministas se dan cuenta, de una puñetera vez, que una cosa es la igualdad y otra los privilegios.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *