Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Los sueños húmedos

dlopez 21 febrero 2010

sexomnio-776310.jpg

En más de una ocasión nos hemos visto, a la mañana siguiente, completamente mojados con nuestros fluídos corporales. Hemos soñado algo erótico y hemos llegado a eyacular mientras dormíamos. ¿Por qué sucede esto?, pues de eso versa este post.

El estudio Kinsey arrojó un interesante resultado, el 87% de los hombres había eyaculado y el 37% de las mujeres habían llegado al orgasmo. Este tipo de sueños, que según Freud expresan los deseos prohibidos del paciente, no es exclusivo de los adolescentes.

El tener más sexo, algo que parece obvio con el paso de los años, no nos libra de tener sueños eróticos sino de las poluciones nocturnas. Una persona de 17 o 20 años es más lógico que eyacule copiosamente (si no se masturba a menudo) que un adulto que tiene más sexo por norma general.

Pero las poluciones también regresan cuando se pasa a la tercera edad. Hay muchos hombres con cerca de 80 años que las padecen y esto indica que el ser humano es capaz de llegar al orgasmo y a lubricar mejor se tenga la edad que se tenga.

Lo más importante es pensar que el sueño no esconde la realidad ni una parte de la misma. Por ejemplo, tener un sueño en el que se practica sexo homosexual no significa que lo seamos en realidad o que sea una fantasía oculta. Hay que interpretar los sueños eróticos, disfrutarlos y poco más. La obsesión por lo soñado se puede convertir en patología y a este extremo nunca hemos de llegar.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *