Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Sexualidad en cuerpo y mente

NEodAni 9 julio 2009

Hommer-Vetrubio
El psicólogo Antonio Galindo en una entrevista a elPeriódico.com expresa puntos muy importantes de la actualidad y del ser humano ¿la clave? cuando dice: “En nuestra sociedad hemos desconectado cuerpo, mente y emoción, y hemos idolatrado la parte física. En realidad, la sexualidad es mucho más que eso.” Esa parte física que menciona se refiere a idolatrar lo material, osea todo lo que sean bienes materiales por encima de los espirituales.

Hoy en dia ¡se habla de sexo, pero no de sexualidad! ¡Se mira hacia la genitalidad, pero no se mira hacia la intimidad! (un orgasmo no tiene porque centrarse solo en esa parte del cuerpo, en la que todos/as piensan). Nuestra sociedad vive de cara al placer mental y a un maremagnum de estímulos cerebrales, y de espaldas a la armonía entre el cuerpo y la mente, y en invertir en salud y tranquilidad interior a costa de conseguir cosas que al fin y al cabo serán temporales.

Me ha sorprendido gratamente encontrar esta mini-entrevista. En mi artículo anterior iba a incorporar uno de los libros de este psicólogo-pedagogo llamado Inteligencia emocional para jóvenes, y curiosamente me encuentro con unas palabras muy acertadas del autor en la red.
cerebros modernos
Antonio Galindo también es autor de Las Mentiras del Sexo, donde toca el tema de los tabúes y las culpas, también trabaja en Madrid para un equipo de asesoramiento emocional.

Para este «coacher emocional», “la sexualidad es algo estrictamente personal y si para identificar si somos o no normales por el tipo de relaciones que mantenemos, nos dedicamos a compararnos con los demás, estaremos cayendo en una trampa mortal”.

Para mi el gran generador de todos estos aspectos que estamos hablando, en esta época actual, es en parte el ritmo de vida acelerado (veáse el articulo sobre “el movimiento slow), las prisas fomentan muchos problemas y con ellos un continuo estado de confusión. La gente no esta encontrando la transparencia o el «ser sincero con uno mismo», haciendo que eso prevalezca a nivel de lo que piensen de ellos los demás y con ello acabar haciendo papeles de lo que no son en realidad. Una vida artificial es el resultado de esta desconexión entre cuerpo y mente, entre sentimientos y valores o ideales, una fina linea que separa la cordura de las neurosis, ansiedades y estados depresivos.

¿Es este el futuro que realmente deseamos? ¿es este el hombre del futuro?

Via | elPeriódico


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *