Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Sexo terapia geriátrica

Luigi Eroxxx 18 abril 2009

ancianos.jpg
Cuando se habla de sexualidad en la tercera edad por lo regular ya no imaginamos el sexo como normalmente lo vemos, tenemos la falsa creencia de que se va perdiendo la importancia de las relaciones sexuales y que estas sólo son muestras de cariño, caricias, besos, etc.

Bien sabemos que la potencia viril va decayendo con la edad y la sexualidad femenina se ve afectada con el paso de los años, pero lo que no creemos o concebimos es que a pesar de que la el sexo va sufriendo transformaciones a medida que pasan los años, aún en la tercera edad, sigue siendo un aspecto fundamental de la vida y de la salud.

Tanto se está cambiando esta mentalidad que un Geriátricos de Copenhague, en Dinamarca, están implementado una insólita terapia: la sexoterapia o pornoterapia en donde un consejo de ancianos de esa ciudad dinamarquesa, le propuso al director de un geriátrico, proyectar películas pornográficas, pero esto no quedo en ese nivel sino que para complementar esta “terapia”, contratan además el servicio de prostitutas, altamente capacitadas, ya que además de ofrecer sus servicios sexuales, ayudan y enseñan a éstos a desvestirse, higienizarse y volver a vestirse.

No sabemos si tan sólo está científicamente probado, pero de que los resultados son increíbles lo son, pues alguno de los beneficios que se han reportado son el menor consumo de fármacos y menos demostraciones de violencia, que otros hogares de ancianos de ese país.

No dudamos que rápidamente otros hogares de ancianos comenzaran a imitarlos y hasta el Ministerio de Salud y Acción Social, no sólo los avaló, sino que elaboró un informe en donde expone una serie de sugerencias para que las personas mayores y los discapacitados físicos, puedan tener mejores y más satisfactorias relaciones sexuales.

Así que ya no se preocupen por llegar a la vejez, pues ya tendremos asegurada un poco de diversión en nuestro asilo.

Vía l Educasexo


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *