Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Los senos, aprende a estimularlos correctamente

dlopez 15 enero 2011

senos.jpg

Los senos suelen ser una de las partes más atractivas de las mujeres. Si le hacemos caso al gran Charles Bukowski los hombres nos dividimos en “hombres de piernas y hombres de tetas”, dependiendo de tus gustos te gustará una cosa, otra o ambas pero sin duda alguna el escote es uno de los puntos clave de la anatomía femenina. Ver un canalillo nos recuerda, simplemente, al culo (que era símbolo de fertilidad) de ahí que nos excite tanto.

El problema está en cuando llega el momento de estimular los senos y nos ponemos a hacer lo primero que se nos pasa por la cabeza. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el tamaño no significa que tengamos que hacer de nuestra caricia una tortura. Comenzamos por distinguir dos partes en el seno, el pezón y la aureola.

El pezón suele ser el centro de atención. Solemos tocarlo como si fuera un timbre, pellizcarlo, chuparlo y todo lo que se nos apetece pero hay que recordar que una caricia mal dada se puede convertir en dolor. El pezón es una zona sensible y la excitación, que comprobarás porque se pone erecto, ha de ser progresiva y nunca desde el principio.

Os aconsejamos comenzar dando besos por todo el pecho, especialmente por la aureola, ir lamiendo poco a poco todo el pecho hasta llegar al pezón al que trataremos con delicadeza. A medida que se vaya poniendo erecto podemos succionarlo de una forma más fuerte, darle mordisquitos suaves y sobre todo no olvidarse de su compañero.

Mientras chupamos un pezón podemos ir jugando con el otro, suaves golpecitos que se van convirtiendo en caricias casi al límite son el secreto. Muchas mujeres llegan al orgasmo sólo por la estimulación del pezón correctamente. Si vas despacio y teniendo en cuenta que lo que vas a hacer puede doler seguro que no tienes ningún problema. Eso sí, los senos están ahí durante todo el acto sexual. Mientras la estás penetrando puedes también estimular los pezones, lamerlos, jugar con ellos y no hacer que esa fuente de placer pase a segundo plano. Y ahora os preguntamos, ¿cómo os gusta que os estimulen los pezones?, ¿algún consejo en especial?


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *