Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

El semen en la cocina

dlopez 9 enero 2010

320_4956212.jpg

Puede parecer bastante curioso el título de este post pero prometemos que es totalmente cierto. A las consabidas propiedades del semen para la piel, la estira y le da nutrientes naturales, y a su aporte nutritivo se le une su capacidad para ser utilizado en distintos platos que podemos cocinar de una manera fácil. La materia prima es de primera calidad y fresca.

Paul Photenhauer ha tenido a bien hacer un libro de recetas con semen. Así de claro. Comenta que no sólo estamos hablando de una sustancia que no sólo es nutritiva sino que su textura y su sabor la convierten en un ingrediente bastante interesante para hacer cualquier tipo de platos.

En la portada observamos cómo se le puede añadir semen a un flan y obtener un sabor más que peculiar. El propósito del libro es el de incluir el semen como un ingrediente “normal” en cualquier tipo de recetas que podamos hacer en casa o en un restaurante. La verdad, tener que pedir el test de SIDA del camarero de turno para ver si está sano o no nos parece una verdadera locura, pero todo se andará.

Añadir un poco de semen a los patés, flanes, sopas y demás líquidos o cremas puede darle un toque especial a ese plato. De lo que se trata es de perder el miedo a probarlo y a usarlo. La apuesta es bastante arriesgada y muy posiblemente haya personas que no se atrevan a hacer semejante cosa. Eso sí, el valor afrodisíaco de la sustancia le haría ganar muchos enteros a la hora de usarlo.

El libro lleva a la venta un año y hasta el momento, dice su autor, ha vendido unas 300 copias del mismo. Al fin y al cabo, como también nos indica, hay semen de animales en champúes, cremas de belleza y en más de un producto. ¿Por qué no probar el nuestro? ¿Qué pensáis de esta propuesta?

Podéis comprar el libro aquí.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *