Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

¿Se puede morir por amor?

vjimenez 11 diciembre 2010

el_buen_amante_2.jpg

La idea que han usado escritores y poetas para poner fin a historias de amor es más cierta de lo que se creía.

Según una investigación realizada en el Reino Unido (Escocia), es posible morir de pena, “el corazón destrozado por la pérdida de la persona amada puede conducir a la muerte”.

Journal of Epidemiology and Community Health , revela que los primeros seis meses de la muerte del cónyuge son críticos, mientras que en los cinco años siguientes existe un alto índice de posibilidad de desarrollar desórdenes cardíacos.

La cuestión radica en cómo se lleva el duelo.

Según Cathy Ross, de la Fundación de Cardiología Británica, una de las razones por las cuales se puede morir por amor es que la gente que pierde a sus parejas adquiere malos hábitos.

Lo contrario a lo que podría pensarse, son los hombres los más propensos a este final tras la muerte de su esposa.

A tan romántico resultado llegaron investigadores de la Universidad St. Andrews seguiendo la trayectoria de 58 mil parejas durante quince años. El estudio, que se publicará en la revista Epidemiology, ha revelado que el 40% de los hombres y el 26% de las mujeres fallecen en los tres años posteriores a la muerte de su ser amado.

“Es una demostración clara de que los factores sociales, como el perder a una pareja, tienen un impacto directo en la esperanza de vida de los viudos” explica el profesor Paul Boyle, director de la investigación.

Durante años, los científicos han sospechado que esto se debe a que las parejas comparten estilos de vida similares y, por tanto, están expuestas a los mismos riesgos de salud que, tarde o temprano, les pasan la cuenta.

En la investigación se evaluaron diferentes causas de muerte, como el cáncer, el abuso de alcohol, el tabaquismo, e incluso suicidios. Y aun teniendo en cuenta estas causas, los científicos encontraron “pruebas contundentes” de que muchos viud@s eran más propensos a morir después de perder a su cónyuge.

“No importa cuál es la causa de la muerte ya que todavía hay un efecto de la pérdida”

Ellos y la viudez

Parte de ese efecto está en aspectos psicológicos, “los hombres tienen menos comunicación en situaciones de duelo que las mujeres; ellas desde pequeñas se acostumbran a hablar de “sus penas” y a expresarlas con detalles”.

Así, las mujeres “procesanla viudez con más facilidad que los hombres.

Opinión que comparte el sociólogo Rodrigo Larraín, de la Universidad Central. “Las mujeres viudas tienden a buscar la realización personal, vuelven a trabajar o retoman actividades que les gustaban. Al hombre viudo, en cambio, tiende a desequilibrar su vida, porque se apoyan mucho en sus parejas. Entonces el sentido de la vida empieza a devaluarse”.

De todas formas, tanto para hombres como mujeres la experiencia es traumática ,e incluso los puede lleva a depresiones (morir de pena) , debilitándose física y emocionalmente.

En los hombres se suma otra desventaja: ellos viven, en promedio, menos que las mujeres.

En la investigación inglesa concluye que si bien la mayoría de las personas logra seguir con su vida al cabo de seis meses de la pérdida, el duelo puede incluso durar hasta 10 años.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *