Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Razones por las cuales un hombre puede no querer sexo.

Luigi Eroxxx 24 febrero 2009

inapetencia-sexual.jpg
Existen varios mitos en torno al sexo, uno de los más grandes es que los hombres son maquinas que solo piensan en tener sexo. Puedo decirles con justa razón (soy hombre) no siempre me apetece tener sexo, para nuestra mala suerte algunas mujeres no entienden eso y el mito continua perpetuándose.

En ocasiones no queremos/podemos, explicaremos algunos casos frecuentes que llevan a algunos hombres al “no gracias“.

1 Medicinas.

Especialmente los antidepresivos (tipo SSRI) y las empleadas para reducir la hipertensión. Además de hacer descender el interés en la actividad sexual, estos fármacos pueden provocar disfunción eréctil.

2 Falta de sueño.

Muy a menudo, cuando un hombre atraviesa la adolescencia y juventud, una oportunidad de tener sexo parece ser suficientes para renunciar al sueño. Esto es frecuentemente cierto cuando comienza una relación, pero a medida que las personas y las relaciones envejecen, el sexo puede perder su naturaleza de atracción y el descanso nocturno puede pasar a ser muy tentador.

3 Niveles hormonales

El estimulante fisiológico más importante para abrir el apetito sexual es la testosterona. Muchos hombres se hacen analizar erróneamente los niveles totales de testosterona en sangre cuando tienen bajones de líbido. A pesar de que se trata de una información que podría resultar interesante de cara a obtener un perfil completo de los niveles hormonales de un hombre, saber el nivel libre de testosterona es mucho más relevante para saber la cuantía de sexo que desea el individuo. Además, tener mucha prolactina y SHBG (globulina fijadora de hormonas sexuales) puede suprimir el deseo sexual. De modo que cuando se sospecha una razón hormonal, estos son los test sanguíneos que hay que realizarse (en orden de importancia): testosterona libre, prolactina, SHGB y testosterona total.

4 Problemas de identidad

Cuando los hombres se sienten inseguros sobre su papel en el mundo, su deseo sexual puede disminuir. La depresión puede estar relacionada con esto, pero no siempre. Las cuestiones de identidad pueden surgir cuando: tiene problemas en el trabajo o está sin trabajo, se enfrenta a la muerte de un miembro importante de su familia, pierde la fe acerca de una creencia anteriormente fuerte, y cuando se cuestiona su propia orientación sexual – por citar algunas.

5 Desconexión ante ciertos aspectos del sexo

Algunos hombres evitan cierto sexo en lugar de al sexo en general, cuando este no les llena. La falta de realización puede ser debida a cosas específicas que su pareja realiza durante el sexo, o al modo en que él experimenta el cuerpo de su pareja. Tal vez se sienta criticado o tratado de forma injusta. Tal vez simplemente le parezca “demasiado trabajo”. Podría ser que este hombre tuviera intereses sexuales que supiera que su pareja no está dispuesta a compartir.

6 Desacuerdos con su pareja

Cuando surgen las diferencias interpersonales entre los miembros de una pareja, muchos hombres evitarán el sexo o simplemente rechazarán los acercamientos de su pareja. Algunos castigarán a su pareja aplazando el sexo, pero para otros no se trata de una cuestión de castigo, simplemente no pueden tener deseo sexual cuando existen conflictos sin resolver.

7 Estrés.

El estrés llega de muchas maneras y puede surgir por: dificultades financieras, enfermedades personales o de miembros de la familia, retos laborales, dilemas paternos, y cuestiones que atañen a otros miembros familiares. Por supuesto, existen muchas más causas de estrés.

8 Masturbación que remplaza al sexo con la pareja

Este es un problema de candente actualidad desde la llegada de Internet. Parece, según sostienen algunos investigadores en este campo, que muchos hombres que no habían accedido a la estimulación sexual gráfica por otras fuentes (revistas, vídeos, películas) han encontrado un modo de localizar imágenes sexuales en la red. Para algunas parejas, esto puede ser un dilema, particularmente cuando la visualización de estas imágenes conduce a la masturbación, que más tarde puede provocar un menor grado de sexo en pareja. Para algunas personas, que suceda esto puede ser una bendición, pero en otras ocasiones puede ser una fuente de frustración y de desencuentro.

9 Miedo a la intimidad

Algunos hombres tienen relaciones con su pareja romántica que recuerdan a las fraternas. El grado de contacto que experimentan durante sus relaciones afectivas lleva a un nivel tan alto que si además añadiesen intimidad sexual, llegarían a experimentar una sobrecarga. Aunque es difícil imaginarse que una persona llegue a tener tanta intimidad, muchos expertos en sexo tienen la impresión de que esta es una causa muy común del decline de la frecuencia del sexo en las parejas.

10 Dificultades en la función sexual

Muchos hombres que sufren disfunción eréctil o creen que eyaculan demasiado pronto – o demasiado tarde (si es que llegan a eyacular), evitarán tener sexo con su pareja. En lugar de encarar lo que sienten como otra experiencia de “fracaso” en una cultura obsesionada con el rendimiento, estos hombres deciden evitar completamente el sexo.

Vía l Maikelnai


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *