Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

En qué se fija el hombre para saber si está ante la mujer ideal (I)

dlopez 9 septiembre 2011

Aunque no lo parezca, que tengo que reconocer que no lo parece, el hombre piensa. Cuando intentamos seducir a una mujer no lo hacemos exclusivamente por instinto sino porque esa mujer cumple una serie de “requisitos” que, al parecer, traemos de fábrica en nuestra mente y que siempre analizamos antes de intentar seducir a una mujer.

Lo primero que miramos es el grosor del pelo. No, no nos vamos a meter a peluqueros pero el pelo es uno de los mayores reclamos de la mujer desde la prehistoria. Un pelo sensual y a ser posible ondulado o con volumen es bastante atractivo para cualquier hombre que se precie.

El segundo punto es la sonrisa. Y no nos fijamos, bueno sí, en las caries o en la forma de los labios sino en comprobar si la sonrisa o la risa es sincera o una mera onomatopeya que te hacen tan sensible como la voz de las máquinas de la gasolinera. Reírse cada 10 segundos es estúpido, reírse de verdad no tiene precio.

El tercer punto es contar a la gente que te rodea. Sí, puede parecer una tontería pero si te haces acompañar por más de 2 amigas o amigos su “entrada” puede parecer más un monólogo en un bar que un intento de acercamiento. Entre otras cosas porque resulta complicado que 10 personas vayan al baño al mismo tiempo mientras que 2 sí pueden hacerlo.

El cuarto punto es el timbre de vuestra voz. La voz es uno de los elementos más usados para seducir y el timbre es lo más importante. Los timbres algo agudos son más seductores ya que para los hombres, la genética ataca de nuevo, son síntoma de fertilidad y juventud.

Mañana terminaremos de analizar estos puntos en un segundo, y definitivo, post.

Vía | Cosmopolitan


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *