Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

¿Qué es un tabú?

NEodAni 24 marzo 2009

tabú
Simplificando tabú es una prohibición por algo que se considere perjudicial para la persona. Etimológicamente viene de polinesia como tapú desglosándolo sería “ta”, que significa “tocar”, y “pu”, que significa “no”, así tendríamos a un individuo que se adjudica una moral alta como un chamán o el hechicero de una tribu que te diría ¡No toques! ¡eso es malo!; los sacerdotes posteriormente se adjudicarían el mismo poder moral, de lo mágico se pasó a lo religioso; porqué lo religioso es la organización de lo mágico, existen una jerarquía, un ordenamiento.

Moral viene del latín morālis, de la raíz mores, que significa costumbres, palabra clave para situar lo que no debe “tocarse” porque incurriría en un acto inmoral y por tanto debe ser prohibido y prohibir viene del latín prohibere “apartar, mantener lejos”, “impedir”, formado por pro “lejos” y habere “tener”.

Lo “amoral” vendría en una corriente contraria y paralela de mentalidad liberal que diría !vive conforme a tu criterio y no sigas lo establecido! se basaría en la libertad y esta asociada a la responsabilidad, sino pasaríamos a otra palabra: el libertinaje.

Tabúes o tabús referentes a la sexualidad podríamos decir que empiezan con la etiqueta de sexo “pecaminoso” e irían englobando: la masturbación u onanismo, el sexo fuera del matrimonio (adulterio, infidelidad, promiscuidad), el incesto, la homosexualidad (para los nazis era un tabú y condenable directamente) y cualquier práctica sexual que se quisiera considerar fuera de lo “normal” y que curiosamente se podrían convertir en fantasías de muchas personas, porque paradójicamente todo lo que prohíbas generará más atracción o será visto como una válvula de escape, ¡ahí queda para la reflexión!

También habrán sectores de la sociedad en los que yendo al otro extremo por dedicarse a romper todos los tabúes que puedan, conviertan la libertad en el libertinaje que decíamos antes y consigan que hasta el amor se vuelva como un tabú, pero me gustaría pensar que es una minoría y que ningún extremo es el futuro que nos viene.

Que algo tan simple y natural como la masturbación se considerase que podía dar ceguera, desórdenes mentales, y acné, nos hace ver lo delicado que es el raciocinio humano y lo fácil que cae la mente en prohibir usando un falso conocimiento basado más en el prejuicio y en miedos que en elementos objetivos y beneficiosos.

Vía | lasexologa

Artículos relacionados:


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *