Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

El punto G, entre la mentira y la realidad

dlopez 4 enero 2010

flor.jpg

El punto G, el famoso Santo Grial de la sexualidad femenina no existe. Así lo afirma un grupo de científicos británicos tras un reciente estudio. El King´s College ha analizado la sexualidad de 1.800 mujeres y ha llegado a esta conclusión. Es decir, toda la vida buscándolo y al final del cuento todo era mentira.

La existencia de un punto en concreto donde coinciden muchas terminaciones nerviosas, de ahí que provoque orgasmos inolvidables, es fantasía pura y dura. Es más, el estudio llegó a esta conclusión tras estudiar a fondo a dos gemelas idénticas, ninguna de las dos se puso de acuerdo en su punto G, cada una lo ubicaba en un sitio distinto.

Es decir, ya podemos dejar de buscar esa membrana abultada en la parte superior de la vagina, evitarnos luxaciones en la muñeca y malabarismos varios para intentar encontrar ese punto en concreto. Si lo habéis tocado alguna vez, es fácil hacerlo, habréis comprobado que no pasa nada fuera de lo normal.

El doctor Tim Spector, profesor de epidemiología genética, concluye que “Tras comentarles nuestras conclusiones nos dijeron que si cada una había ubicado en un lugar distinto su punto G obedecía más a la forma física de cada mujer y no a que no existiese. La conclusión está clara, si existiese se podría ubicar al igual que se hace con el resto de partes del cuerpo”.

Por lo tanto, los sexólogos que se han hecho millonarios a base de escribir libros sobre cómo encontrar el punto G, los terapeutas que aseguraban que con el ejercicio se podría ejercitar y el resto de personas que han comido del cuento se tendrán que centrar en otro aspecto para seguir cobrando mensualmente. Qué desilusión.

Vía I Daily Mail


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *