Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

El punto G, cómo estimularlo

dlopez 21 mayo 2010

El punto G es uno de los grandes misterios de la Humanidad. En muchos casos se nos ha comentado que no existe, en otros que sí pero que hay que poner la mano de aquella manera y que tiene textura como de piel de nuez. Por una cosa o por otra son muchas las mujeres que no han podido disfrutar de un orgasmo bestial por la ignorancia masculina o incluso por la suya propia.

Se llame como se llame está totalmente estudiada su existencia. Podemos decir que es una zona, una glándula o lo que queramos pero existe. Si introducimos los dedos en forma de gancho y buscamos la cavidad superior (justo detrás del clítoris) tocaremos una zona rugosa que bien estimulada puede provocar orgasmos muy intensos.

Lo que sí que es cierto es que muchos hombres consideran que están arreglando una moto o algo parecido. Los actores porno son muy proclives a meter la mano en la vagina como el que va a buscar algo en el barro. La suavidad y el ir poco a poco suele funcionar mucho mejor.

Es importante también tener en cuenta que es una zona muy protegida y que para alcanzarla hay que meter los dedos hasta el fondo. Por eso recuerda lavarte bien las manos antes de hacerlo y, sobre todo, cortarte las uñas e incluso limártelas porque resulta muy fácil provocar cortes y arañazos poco agradables. Aunque el video superior lo explica bien, una imagen vale más que mil palabras, nos gustaría conocer vuestra opinión al respecto.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *