Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Propuestas para nuevos juegos sexuales

dlopez 8 octubre 2009

juegos_sexuales190809in.jpg

El paso del tiempo erosiona tanto a los elementos de la naturaleza como a la pareja más fuerte. La rutina se convierte en un escollo en el camino y la vida sexual es el punto más débil de la relación. Si a esto le podemos unir que cada miembro de la pareja puede llegar a pensar que no tener sexo “castiga” a la otra parte pues apaga y vámonos.

Pero también hay parejas que se llevan bien y que quieren innovar en el terreno sexual. A veces sólo cambiamos el escenario, se puede incluir un juego de roles o bien otra serie de propuestas que pueden parecer muy atrevidas. Hoy os proponemos una serie de juegos sexuales para que los pongáis en práctica.

El primero se podría denominar “el cronómetro”. La idea es aguantar 20 minutos sin penetración. El ritmo diario ha convertido el sexo en conseguir la penetración y el orgasmo cuanto antes. Relaja a tu pareja, usa tu boca, tus manos, tu pelo y todo lo que puedas para conseguir el máximo de excitación. Sólo entonces podrás penetrarla.

El segundo es “la gallinita ciega”. Un antifaz, una bufanda o cualquier cosa que impida que tu pareja vea nos servirá. Debes ir guiando a la otra parte y jugando con tu cuerpo y con el suyo. Al tener un sentido menos las sensaciones se hacen más intensas.

Podríamos seguir con “el prisionero/la prisionera”. La idea es esposar o atar las manos de la pareja porque ha hecho algo “malo”. El castigo se ve venir y por lo tanto es la imaginación la que debe tener su papel principal en esta historia.

Una variante de la “chica mala” es la de que la mujer le comente a su pareja todo lo negativo que ha hecho ese día. Evidentemente tendrá que castigarle con azotes en el culo o con lo que se os ocurra. Que conste que no promovemos la violencia entre los sexos y que estamos hablando de un juego sexual.

“La toalla” podría ser el siguiente juego. Ponemos una toalla bastante grande que cubra toda la cama. Vamos untando a nuestra pareja con aceite de baño y a disfrutar. Recordad que este tipo de aceite degrada el latex por lo tanto los preservativos y este juego no se llevan demasiado bien.

“La peluquería”. Coge las tijeras y métete a peluquero/a. Intentad darle el toque humorístico que la situación requiere y seguro que todo termina con una buena sesión de sexo.

Tener sexo en el coche (recordando viejos tiempos) o comprar un juego de mesa sexual son también propuestas muy útiles para darle un poco más de picante a vuestra vida sexual. Esperamos, como siempre, vuestras propuestas y deseamos que nos contéis qué juego os ha gustado más.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *