Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

El preservativo, medicina y juguete sexual

dlopez 20 diciembre 2012

El preservativo, medicina y juguete sexual. Cómo puede mejorar la penetración el uso del preservativo.

Es algo casi innato. La monogamia provoca que la mayoría de las parejas de más de 30 años opte por desterrar el preservativo a favor de la píldora o de otros métodos. El preservativo no es sólo una forma de evitar embarazos sino también de evitar enfermedades venéreas. El que tengamos una pareja fija y le seamos fiel no significa que estemos a salvo de una enfermedad.

Cuando se habla de ETS siempre se piensa en el VIH, la gonorrea, la sífilis y demás pero siempre se obvian las infecciones. Cualquier persona puede tener una infección de orina, hongos, herpes o bien otro tipo de afección que no proviene tanto de tener sexo con otras personas sino de su propio organismo. La protección se hace obligada también para estos casos.

Ocurre exactamente lo mismo con los motivos para no usar el condón. Siempre se ha comentado eso de “a pelo es mejor”. La industria de los preservativos ha evolucionado muchísimo y hoy en día los milímetros de grosor de un preservativo medio son los justos para que cumpla su función.

Escoger bien el tamaño y el tipo de preservativo es fundamental para que la penetración sea placentera también para el hombre. Si además le añadimos que muchos preservativos incluyen relieves, sensación de frío-calor, sabores y todo tipo de novedades pues lo podríamos usar incluso como un nuevo juguete sexual.

Desde este blog seguimos apostando por el uso del preservativo de forma continuada y como “medicina” contra lo que pudiera ocurrir. ¿Qué pensáis?

Vía | Women´s Health Mag


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *