Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

El porno y las ETS

Luigi Eroxxx 3 junio 2009

hombre-condon-boca.jpg
Es bien sabido que dentro del cine, todo es un mundo de fantasías, donde suceden cosas increíbles y sorprendentes, ahora bien trasladen eso al cine porno y ¿Qué obtenemos?, escenas por demás excitantes, con posiciones casi circenses, admiramos como pueden tener sexo sin condón y no pasarles nada, tanto como a un héroe de acción.

Aunque la verdad detrás de todo esto es en verdad poco excitante y divertida. Antes la filmación una película porno los actores presentan los resultados negativos de pruebas de VIH, clamidia y gonorrea con no más de 30 días de antigüedad.

En Estados Unidos, la Adult Industry Medical Health Care Foundation (AIM) se encarga de realizar estos test a los actores. Este es un intento de la misma industria para autoregularse, ya que este control no entra dentro de la competencia de las autoridades oficiales.

Son miles los actores porno –uno de los casos más conocidos es el del mítico John Holmes, el actor con el pene más grande- que han muerto de sida y han contagiado a otros compañeros bien por desconocimiento o por haber ocultado los resultados para seguir trabajando.

Por lo contrario a lo que muchos pudieran creer, el cine porno gay es el más regulado y seguro, el uso del condón es obligatorio, lo cual no sucede dentro del cine porno heterosexual.

Hay que tener en cuenta que, la vida sexual de los actores porno, no se ve limitada a los sets de filmación, en si vida privada pueden tener mucho sexo. Un día un actor pudo haber contraído clamidia u otra infección y tres días después puede presentarse al set con sus resultados aún válidos, filma su escena, sus compañeros se contagian, éstos van a filmar otra película y así continúan hasta que les toca su próximo chequeo…Hasta este punto, ¿cuántos se habrán infectado?

Se calcula que alrededor del 50% de actores porno tienen el herpes simple (HSV-1) o el herpes genital (HSV-2), una ETS tratable pero incurable y altamente contagiosa.

En el porno, las mujeres pueden trabajar todos los días si lo desean y los hombres dos veces al día.

Si el periodo de la validez de las pruebas caducase en 15 días en lugar de 30, los contagios se reducirían a la mitad. Pero a pesar del alto riesgo de contagio entre estos obreros del sexo, la industria porno es hasta cierto punto más segura que entre nosotros.

Si en algún antro nos ligamos a alguien, no estamos seguros de lo que nos pueda contagiar, si no tomamos las medidas necesarias o de forma correcta. Nadie en la actualidad anda con la prueba del Sida en la mano, en cambio dentro de la industria porno esto si ocurre.

Vía l Sexología


COMENTARIOS

  1. Renato Rebaza Cortez dijo:
    #1
    Me gustaría trabajar en el cine porno gay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *