Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Ponga una Real Doll en su vida

dlopez 22 diciembre 2009

frealdoll_mainpageimage.jpg

El uso de las muñecas hinchables siempre ha sido casi una cuestión de broma. Se utilizan en muchas despedidas de soltero para causar risa y pitorreo pero es uno de los productos más vendidos en un sex shop. Claro que la calidad no es siempre la más deseable, pero casi cualquier cosa sirve para ese propósito.

Ahora bien, si lo que deseas es tener una masturbación de calidad y lujo, no te lo pienses, apuesta por una Real Doll y verás las estrellas. O al menos eso dicen sus diseñadores que tienen a bien promocionar su producto con la mejor campaña de marketing.

Lo primero de todo es que no estamos hablando de una muñeca hinchable sino de silicona. Su peso puede estar en torno a los 50 kilos de peso y además es posible escoger qué nos gusta más en una mujer y diseñarla según nuestro propio gusto. No hay modelos prefabricados y todo, hasta el color de los ojos, ha de ser escogido por el cliente.

Pero aún hay más, estas muñecas tienen un termostato interior y una serie de vibradores que te harán sentirte en el paraíso. La textura de la piel y la propia flexibilidad hacen que tener sexo con estas muñecas sea lo más parecido a tener sexo real.

mrealdoll_flatback11.jpg< Sin embargo nos parece muy curioso que en el caso de los muñecos para mujeres, u hombres, sólo se venda el torso del hombre con un pene. Quizás no sea lo mejor para una mujer y sería mejor tener un muñeco entero pero todo se andará con el tiempo. El precio ronda los 4.500 euros, es caro pero el precio te lo vale. ¿Alguien los ha probado?, esperamos vuestros comentarios.

Vía I Real Doll


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *