Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Pillando a los infieles

dlopez 28 octubre 2009

infidelidad.jpg

Hoy nos permitiremos la licencia poética (entiéndase la ironía por lo de licencia) de comentar uno de los miles de textos que hay en la red dirigido a las mujeres. En esta ocasión se trata de una lista de consejos para que ellas detecten si su pareja le está siendo infiel.

Partiendo de la base de que si algo temes no te harán falta listas para pillarlo, nos sigue pareciendo casi insultante el hecho de que a las mujeres le tengan que explicar las cosas como si tuvieran 2 años. Aún así, tomamos hoy la senda humorística para compartir una sonrisa.

El primer consejo es observar qué hace al llegar a casa. Si llega y se va directo a la ducha es que algo quiere esconder. Quiere ocultar pruebas. Y si vive en Córdoba, es verano y estáis a 40 grados también quiere ocultar pruebas. Y digo yo, ¿no tendrá ducha la amante?.

Si se pasa demasiado tiempo en internet es porque tiene una amante. Entre col y col lechuga. Es decir, que si trabaja con el portátil no es porque esté trabajando sino porque está mandando emails a troche y moche y chateando con la primera fresca que se le cruce en su camino. Qué filosofía más positiva para fomentar el amor mutuo.

Si te invita a cenar, te regala flores o algo más caro ponte en lo peor, quiere ocultar algo. Si llevas un montón de años diciéndole que no es romántico y que nunca tienes un detalle con ella olvidalo, quiere tapar a la pelandusca esa que se está acostando con él.

Que reciba SMS a destiempo o que se esconda para hablar por el móvil (que ya hay que ser torpe) es una señal inequívoca de que…le llaman por teléfono. Atenta también a si hueles el perfume de otra mujer en su piel, eso indica algo más serio. Pero a ver, ¿no quedamos en que nos duchábamos nada más llegar?, ¿quién va a ser tan idiota como para echarse el perfume de su amante?

A veces lo notas cohibido, no te habla, parece ausente… no está averiguando cómo pagar la hipoteca, está pensando en la otra, que no te quepa la menor duda. Es posible que intente colarte algún viaje de trabajo que nunca ha hecho anteriormente debes sospechar. Hombre pues sí, estamos de acuerdo, si trabaja de cartero (por ejemplo y aprovecho para saludar al mío que hace más de 10 días que no digna a dar la cara) es complicado que tenga un viaje de trabajo a no ser que sea dos manzanas más abajo.

Si aumentan los gastos en productos de estética cuando antes parecía un gañán o se apunta al gimnasio de repente cuando pesaba 100 kilos ya sabes…cuernos al canto. Da lo mismo si quiere cuidarse o lucir mejor para ti, no, es infiel y punto. Y el último consejo es ya para reventar, dice: Si aún viendo que todo lo anterior se cumple no estás segura de que te sea infiel pregúntale, deprimirse sin motivo no es bueno para tu salud. Es decir, primero te ponemos al borde de la psicopatía buscando indicios a todas horas y luego te decimos que tranquila, que a lo mejor te has equivocado.

Me gustaría muchísimo que, un día de estos, las feministas de turno se dignaran a protestar ante el trato vejatorio que las propias revistas femeninas, y feministas, le dan a ellas mismas. Quizás entonces podríamos llegar a un mayor entendimiento. ¿Qué pensáis las chicas sobre este tema?


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *