Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Los pedos vaginales, motivos y soluciones

dlopez 30 abril 2010

encontrando-el-choro.jpg

En alguna que otra ocasión hemos estado con una mujer y de buenas a primeras hemos oído un pedo, nos hemos quedado estupefacto y ella nos ha dicho: Es de la vagina. En ese momento puede estallar la carcajada, romperse el encanto o empezar una tragedia que llevará a no tener sexo durante cierto tiempo. Como de esto muchos hombres no tienen ni idea, hoy nos proponemos comentar por qué sucede y qué se puede hacer.

Dependiendo de la postura que tengamos es normal sacar totalmente el pene y volverlo a introducir en la vagina. Eso provoca que entre aire en la vagina y al ser impulsado por el pene debe encontrar una salida que tiene un sonido similar al de la ventosidad. Es algo completamente normal e incluso sería positivo tomárselo como algo humorístico.

Las soluciones para este “problema” están claras. Lo primero y fundamental es cambiar de postura, no sacar totalmente el pene y volverlo a meter y bajar la intensidad de la penetración. Eso sí, la actitud del hombre debe ser siempre de complicidad y no de crítica ya que eso puede provocar un pequeño trauma en la mujer y esto no es deseable.

Así que o bien no comentáis nada o bien optáis por reiros un rato. La risa es la antesala de seguir con el sexo así que la solución nos parece la más adecuada. Pero ahora os preguntamos, ¿habéis tenido este tipo de flatulencias?, ¿qué habéis hecho?, ¿cómo os lo habéis tomado?. Somos todo ojos para leer vuestros sabios comentarios al respecto.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *