Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

El patchouli y el deseo sexual

NEodAni 7 agosto 2009

Patchouli
El aroma fuerte, terroso y exótico del Patchouli o Pachulí tiene características estimulantes sobre el deseo sexual, de hecho en la India los comerciantes textiles lo usaban para perfumar sus telas y atraer así a hombres y mujeres a que las compraran, también los chinos lo ponían en la seda para protegerla de insectos.

Fue muy famoso en los años 60 y 70 entre los hippies y su amor libre, junto con la marihuana a la que enmascaraba con su olor. Para la Aromaterapia tiene propiedades sobre el sistema nervioso: ayuda a aumentar la concentración y el aprendizaje, y su combinación relajante y vigorizante favorece la vida sexual; a nivel físico es antiinflamatorio, cicatrizante, febrífugo, fungicida, antiséptico, astringente e incluso insecticida. ¿Un poco de aroma para estimular esa parte más interna e instintiva de nuestro cerebro?

Es muy valorado en perfumería, en la imagen del artículo tenéis un frasco de 50 ml. por 88 euros, con ese precio es interesante tener en cuenta su versión en incienso o aceite esencial.
incienso
Posiblemente estéis pensando en otros aromas también, como el sándalo, que también tiene un aroma exótico, dulce y floral, o el Ylang-Ylang que a mi personalmente me encanta; la cuestión es que sintáis que os apetece enriquecer vuestras relaciones y ¿que mejor que todo aquello que estimula los sentidos?

Los aromas tienen su magia y su quintaesencia proveniente de la naturaleza, para los amantes de la meditación y la espiritualidad, el pachulí influye en los cambios de la vida, los favorece y acompaña, impulsa a tener logros, también nos depura tanto por dentro como por fuera y está muy relacionado con el chakra sexual.

En aceite se puede usar para dar masaje, así que sumariamos el sentido del olfato al del tacto e incluso al de la vista, por estar deleitándonos con la belleza del cuerpo de nuestra pareja ¿que más se puede pedir?

Una receta combinando más de uno, para un masaje sensual sería:

  • 3 gotas de Rosa.
  • 2 gotas de Patchouli.
  • 3 gotas de Sándalo.

y otra para un masaje más erótico:

  • 2 gotas de Rosa.
  • 2 gotas de Neroli.
  • 1 gota de Patchouli.
  • 3 gotas de Ylang Ylang.

En esta segunda mezcla se aplicaría algo más de presión al realizar el masaje, pudiendo usar otras partes del cuerpo distintas de las manos, tanto en una como en otra que el aceite este tibio, respirar relajadamente y tener alguna toallita a mano para quitar el aceite sobrante.

¡Que disfruteis del placer exótico de los aromas más ancestrales y de las sensaciones más sensuales! ¡Namasté!

Vía | terapias manuales y energéticas


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *