Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Parejas abiertas, solución o problema

dlopez 14 marzo 2010

swinger300-1-2.jpg

El tener una relación de pareja abierta es una de las frases que más se repiten en los locales de swingers alrededor del mundo. Esto significa que cada uno de los miembros de la misma se pueden dedicar a tener sexo con quien quiera sin que la otra parte les vaya a recriminar por ello.

Muchas personas piensan, si me va a ser infiel pues al menos que lo sepa o incluso mejor, si quiere tener sexo con otras personas yo también haré lo propio a ver si le gusta tanto. En ambos casos hay más resentimiento que apertura sexual y si no se controlan los sentimientos habrá muchísimos problemas.

Porque es más fácil de lo que parece. Si tu pareja te pide tener libertad sexual y la quiere combinar con la estabilidad emocional que le aportas no hay ningún tipo de dudas, se aburre contigo, quiere más sexo y va a buscarlo digas lo que digas. Eso si, existen una serie de valores, de bagaje cultural y social que nos puede invitar a no pensar en este tipo de actitudes. Si es así ya sabes qué le tienes que decir a tu pareja.

Quizás cedas por las presiones psicológicas de tu pareja. Una vez que lo hayas probado si no te gusta sólo tienes que decirlo. Verte en un club de swingers contra tu voluntad no sólo te hará sentirte mal sino que pensarás que el sexo no es nada divertido y le cogerás un poco de asco. La respuesta sigue siendo no.

Más claro. Sólo si quieres probarlo por ti mismo/a debes hacerlo. Tener sexo o dejar que tu pareja lo tenga para que se sienta mejor os llevará, de cabeza, a la ruptura. Si es éste el objetivo de la otra persona con decirlo le basta. No hay que marear la perdiz.

Vía I Para saber


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *