Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Parafilias sexuales, La Salirofilia

dlopez 11 marzo 2010

p00112mes.jpg

Entre las parafilias sexuales siempre se citan la zoofilia o el sadomasoquismo, pocas veces se habla de la salirofilia, pero es una de las parafilias más ocultas y quizás menos “morbosas”. Es importante destacar que una parafilia aunque sea nombrada como desviación sexual sólo debería determinarse así cuando se esté arriesgando la salud del practicante, como con la coprofilia (comer excrementos) o cuando se comete un delito como con la necrofilia (tener sexo con cadáveres). En esos casos aconsejamos la atención psiquiátrica inmediata.

La salirofilia es la parafilia que lleva a cabo una persona que sólo se excita si su pareja está sucia. Es común que antes del sexo les digan que se vistan con ropa rota y sucia, que ensucien el cuerpo con barro y tierra para darle al acto sexual un tono de suciedad.

Está relacionada con la misofilia (uso de elementos sucios en el acto sexual, por ejemplo: unas bragas manchadas) y es más común de lo que puede parecer. La práctica no conlleva ningún problema ya que, pensamos, los salirófilos han de tener muy en cuenta que pueden contraer una infección fácilmente por lo que la “decoración” no debería tocar en ningún momento los genitales. El uso del preservativo está más que justificado.

Pero no habría que confundir al salirófilo con el salófilo aunque a veces suceda. La salofilia es la parafilia que lleva a buscar el sabor salado en el cuerpo de la pareja sexual. El sudor suele ser su objetivo y puede provocar la excitación sexual. Parafilias para todos los gustos que, aunque no lo parezca, están quizás al otro lado de la pared que te separa del vecino.

Vía I Anodis


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *