Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Padre Alberto

Luigi Eroxxx 9 mayo 2009

2486866padre.jpg
Una noticia que ya no debería causarnos ningún asombro, es la del sacerdote Alberto Cutié, muy conocido entre los hispanos residentes en los Estados Unidos. Presuntamente sorprendido en una playa de Miami abrazando y acariciando a una mujer, la que se supone es su amante, esto lo informo la revista de farándula TVnotas USA.

La publicación asegura que captó a Cutié, nacido en Puerto Rico, en tres ocasiones con la mujer y publicará ocho páginas con 25 fotografías del encuentro del sacerdote católico, en su edición de esta semana.

“Fue captado abrazando, besando e introduciendo su mano dentro de la parte baja del bikini de una mujer en una de las playas de Miami”, indicó la revista en un comunicado.

Esta situación da mucho que pensar, no porque no sean humanos (los sacerdotes) y puedan cometer errores o caer en tentaciones, sino por la institución que les pone como obligación el celibato, quizás la vida tan sacrificada de estos personajes los hace victimas mas fáciles de sus instintos innatos, la verdad no sabría decirlo, pero no veo este suceso como algo fuera de lo normal.

Después de tantos escándalos de pederastia, homosexualidad y violaciones, esta noticia es una de las menos alarmantes. El arzobispo de Miami, John Favalora, reaccionó de inmediato y dijo que estaba “profundamente entristecido por las noticias sobre el padre Cutié.

“En nombre de la Iglesia de Miami, pido perdón a los feligreses de la parroquia de St. Francis de Sales, donde él sirve como administrador, a los que escuchan y apoyan a Radio Paz y Radio Peace, y a toda la arquidiócesis”, expresó Favalora.

Consideró que el religioso hizo un voto de celibato, “y se espera que todos los sacerdotes se mantengan fieles a dicha promesa, con la ayuda de Dios”.

Pero esto es casi imposible, mantener controlados los impulsos naturales, quizás no deberían juzgar su proceder sino permitir en un futuro cercano que los sacerdotes puedan tener una pareja humana y no solo espiritual, quizás así se podrían evitar tantos problemas dentro de la iglesia católica.

Tras conocerse la información, Alberto Cutié pidió perdón por sus acciones.

El cura fue sorprendido por un paparazzi que lo grabó y fotografió tres días con la mujer, según la revista. La primera vez fue en la terraza de un bar; la segunda cargando a la mujer “a caballito” y en la tercera oportunidad fue capturado en una playa pública, ambos en traje de baño, acariciándose abiertamente en momentos, y en otros, haciéndolo bajo una toalla”.

Vía l Blog


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

ENLACES A ESTE ARTICULO