Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Nociones de sexo tántrico

dlopez 11 abril 2010

gps_sexo_tantrico380.jpg

Cuando se mantienen relaciones sexuales existe una meta personal que parece llevarnos hacia el orgasmo como único objetivo. La repetición del esquema besos-caricias-sexo oral-penetración no lleva a nada positivo, se acaban las ganas rápidamente y ya hemos cumplido con nuestra labor.

El sexo tántrico propone justo lo contrario, la idea es disfrutar todo lo posible del cuerpo de la pareja y no tener prisas para nada. La sesión de sexo tántrico comienza con unos masajes del cuerpo de la pareja durante 15 minutos. Caricias suaves, simpáticas, con alguna pluma o algún objeto al uso, pero para nada buscando la masturbación sino el contacto de la piel.

Prosigue la técnica con caricias de los genitales, de todo tipo, durante unos minutos. A renglón seguido se pasa a una nueva sesión de masajes de la espina dorsal, fuente de vida, para concentrar toda la energía en ese punto. Todo esto con voz baja, susurros y mucha cercanía.

Luego se pasa a la penetración pero en un primer momento no hay movimiento, sólo se miran los amantes y sienten la penetración. Posteriormente se pasa al movimiento en sí y de esta manera se consigue alargar los preliminares, sentir mucho más a la otra persona y darle al sexo la importancia que tiene. ¿Habéis practicado el sexo tántrico?, ¿qué pensáis de esta forma de practicar sexo? Esperamos vuestros comentarios.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

ENLACES A ESTE ARTICULO