Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Ni el bigote de una gamba, sexo anal para hombres

dlopez 22 enero 2011

analhombres.jpg

La frase “Por ahí ni el bigote de una gamba” ha marcado a toda una generación. El nulo uso del ano en las relaciones sexuales para un alto porcentaje de hombres y la enorme influencia de la “cultura” española ha provocado que el hombre se centre en el pene y en los testículos como únicas fuentes de placer.

Sin llegar al strap on, el ano está lleno de terminaciones nerviosas que nos pueden dar muchísimo placer. Sentir que nuestra sexualidad está amenazada por algo así indica no sólo que somos unos retrógrados sino que quizás nos da miedo probar esta nueva fuente de placer que tantos orgasmos nos puede dar.

Lo más importante para este tipo de juegos, superficiales en un principio, es la higiene. Tras comprobar que todo está correctamente limpio (se pueden usar enemas para asegurarse al 100%), aconsejamos que haya relajación e incluso que se vean con anterioridad varios videos de sexo homosexual para comprobar cómo no hay ningún problema en practicar el sexo anal con tu pareja femenina.

El uso de los dedos, que puede ir introduciendo poco a poco en tu ano, será lo mejor para que tu pareja empiece a comprobar cómo te sientes. Te podemos asegurar que una felación mientras te estimulan el ano es algo bastante placentero. La intensidad, el ritmo, la estimulación de la próstata, e incluso la fantasía de la bisexualidad pueden ser elementos importantes en esta nueva experiencia.

Si posteriormente quieres ir añadiendo juguetes sexuales o todo tipo de variantes sólo depende de ti y de tu pareja. No cierres esta puerta al placer y seguro que descubres todo un nuevo mundo de sensaciones.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

ENLACES A ESTE ARTICULO