Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Mitos del amor

Luigi Eroxxx 27 marzo 2009

media-naranja.jpg
Como saben, el tema de los mitos, es algo que me apasiona. Pues bien en esta ocasión escribiré sobre los mitos relacionados con el romanticimismo. Estos mitos pululan por el inconsciente y el consciente colectivo, ejerciendo su influencia solapadamente en la forma de representarnos a nuestra “pareja ideal”, en nuestra elección del compañero en la vida, e incluso en nuestra manera de afrontar las tan conocidas crisis de pareja.

Creencias un tanto distorsionadas de la realidad, están profundamente arraigadas en la mente de muchos que sufren y se frustran cuando se enfrentan a una realidad sentimental que no coincide con esos “mitos románticos”, que como verdades absolutas e incuestionables se les han impuesto desde la niñez.

Muchas de estas mentiras sobre el amor, abundan prácticamente en todos lados, desde las historias que los adolescentes inventan sobre el amor idílico y perfecto, reafirmado por lo que vemos en el cine y en las novelas de tono rosa.

El mito del amor eterno consiste en creer que el amor si es auténtico es invariable
, longevo y definitivo. Asumir esto al 100% haría que muchas parejas que han roto concluyesen que todo ha sido una farsa, que no hubo tal sentimiento verdaderamente por el simple hecho de que finalizó. Hemos de decir que aunque las cosas hermosas sean temporales, eso no significa que no hayan existido en realidad.

El amor no es algo estático y pasivo, requiere de cuidados y mantenimiento. De hecho, tiene diferentes etapas y evoluciona de la misma forma que lo hacen sus protagonistas. Mas, sintiéndolo mucho, el hecho de amar a alguien intensamente no es garantía por sí misma de su constancia y permanencia.

El mito de la media naranja afirma que existe una pareja ideal
, única e insustituible, con la que siempre irían bien las cosas. De ser cierto, aquellas personas que enviudan estarían destinadas a la soledad de por vida. Lo que es verdad es que nadie es igual a nadie, y todos somos seres únicos e insustituibles, pero pueden existir varias parejas ideales, las cuales pueden ir variando a lo largo de nuestro crecimiento personal.

El mito del verdadero amor es imaginar la existencia de una relación ideal, sublime, alejada de conflictos. Eso es divinizar el amor. Es un error alabar en exceso este sentimiento, elevarlo tanto que se convierta en un ideal de perfección.

El mito de la omnipotencia se basa en estar convencido de que el amor lo puede todo
, lo que se traduce en que mientras se esté enamorado no influirán en absoluto los conflictos ajenos o internos en la relación. El amor es una de las mayores fuerzas que mueven al individuo, uno de los mejores incentivos, pero siendo realistas en ocasiones también se encuentra con limitaciones y obstáculos que no puede o no quiere saltar.

El problema que veo con los mitos, es la búsqueda de un ideal, de un imposible, así que busquen amor, sin esclavizarse a un mito o ideal.

Vía l Educasexo.com


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *