Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Miente que algo queda, mentiras sexuales en verano

dlopez 14 agosto 2010

pepitopiscinas.jpg

El inmenso Fernando Esteso no sólo demostró su vis cómica sino que tipificó a muchos españoles en su magna obra Pepito Piscinas. El chulazo de piscina o de playa que siempre está roneando de todo lo que ha ligado y de lo mucho que sabe de sexo es un especimen que está más calado que el melón de tu casa tras el abandono de tu cuñada y sus huestes.

Estos personajes viven del cuento, de la gente, de la incauta que se cree que está ante un Nacho Vidal de andar por casa. Cuando llega la hora de la verdad no saben ni apagar la luz de una habitación, se vienen abajo, no se la ven ni con un espejo y no tienen ni idea de hacer disfrutar a una mujer.

¿Por qué existe este fantasmeo tan grosero en nuestra sociedad? pues porque muchas mujeres aún siguen pensando que es el hombre el que les tiene que enseñar los secretos del sexo y por eso se entregan a las manos de estos impresentables que no saben ni como se llaman.

Claro, luego pasa lo que pasa, embarazos no deseados, bodas a punta de pistola y la vida arruinada. Sólo les queremos mandar un mensaje, que quizás nunca leerán, a esas chicas jóvenes que se quedan alucinadas al ver a un tipo de estos, salid corriendo y no miréis atrás. Dime de qué presume y te diré de qué careces.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *