Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Mentiras femeninas en la cama

dlopez 24 septiembre 2010

female-orgasm.jpg

Suele ser normal, sólo para algunas mujeres, hacer creer en la cama que su pareja es un Nacho Vidal de andar por casa. Es posible que piensen que para conquistar a un hombre es mejor comportarse como una actriz porno, lo que no nos gusta, o bien gemir a cada movimiento que haga el señor que tienen encima. Pues bien, ya que nos la queréis dar con queso al menos hacerlo bien.

Por ejemplo, las mujeres que se empeñan en exponer sus fantásticas dotes como felatrices suelen ser las que peor lo hacen. Es fácil detectar este engaño, como lo que pensáis es que moviendo mucho la cabeza nos excitamos, os limitáis a tapar el glande con los dedos, a chuparos vuestros propios dedos y a moveros mucho. Que sepáis que no cuela.

Otra mentira bastante común es la de la de parecer que os estáis muriendo de placer con el cunnilingus. Cuando apenas hemos empezado y nuestra experiencia previa nos dice que aún queda un poco para que os excitéis, votoras ya gemís como si os estuviérais muriendo literalmente y nos decís que estáis totalmente excitadas cuando lo tenéis completamente seco.

Fingir el orgasmo es otra de las más burdas mentiras que tenemos que sufrir los hombres. Para tener un orgasmo no hace falta ni gritar, ni arañar la espalda, ni agarrarse a la sábana ni imitar a una actriz porno. Lo único en lo que nos fijamos es en que la vagina se contrae y que verdaderamente algunas se contraen totalmente. Las que nos queráis engañar no deberíais olvidar lo aquí expuesto, o mejor todavía, dejad de engañar a la gente a cambio de dinero, regalos o lo que queráis con vuestra repugnante actitud.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *