Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

La mente, enemiga del sexo

dlopez 28 agosto 2009

la-mente-enemiga-del-sexo.jpg

Problemas a la hora de mantener relaciones sexuales como la disfunción eréctil, la eyaculación precoz o el vaginismo son, en la mayoría de las ocasiones, producto de nuestra mente. Para intentar evitar este tipo de situaciones, que fácilmente podrían terminar en trauma, intentaremos comentar las situaciones más comunes y las soluciones más útiles.

Es desesperante y a veces nos ha pasado. Cuando nos damos cuenta nuestra pareja está pensando en otra cosa, no está centrada en lo que estamos haciendo y parece estar en otro lugar. Para ambos sexos esta situación es crítica y puede animarnos a no tener más relaciones con esa persona. La solución seria empezar de nuevo, entre otras cosas porque cuando uno pierde el interés es por algún motivo. Olvídate de montar una escenita porque puede dejar a la pareja herida de muerte.

A veces nos vemos emulando a Esteso y lanzamos la ropa interior lo más lejos posible, en el caso femenino hay muchas Bridget Jones que intentan tapar sus braguitas o quitárselas en segundos. La solución está clara, si no te gusta la ropa interior de tu pareja gástate el dinero en un conjunto que sea de tu agrado. Así conseguirás un regalo sensual y, aunque no deja de ser una indirecta bastante directa, más confianza con tu pareja.

Uno de los sentidos más desarrollados, en algunas personas, es el del olfato. Puede darse el caso de que nuestra pareja tenga un olor muy fuerte cuando empieza a excitarse y eso provoque reacciones adversas. Proponemos un baño juntos o una ducha antes de tener relaciones, jugad ya con vuestros cuerpos, usad esencias aromáticas y perfumes para hacer del encuentro un momento inolvidable.

La comida y la bebida pueden ser también problemas físicos que influyan de forma negativa a la hora de tener relaciones. Si estás borracho o has comido mucho opta por una simple y sencilla siesta o bien por dormir. Más vale esto que dar el espectáculo.

Hemos intentado dar una serie de soluciones a problemas básicos, pero sois vosotros los que podéis seguir comentándonos vuestras cuestiones o incluso vuestros “trucos” para mejorar la sexualidad.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *