Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Más allá del placer masculino

Luigi Eroxxx 18 julio 2009

Hay tanto que aun desconocemos de nuestra propia sexualidad, sobre todo los hombres, aun cargamos la estigma social de ser los proveedores de placer además de ser unos sementales en la cama, que aun existen muchos que no se han preocupado por descubrirse sexualmente.

Es por ello que cuando hablamos de la estimulación masculina, lo primero que de seguro se nos viene a la cabeza es la clásica masturbación, sola o con la ayuda de alguien mas.

Aun esta la creencia arraigada de que el pene es la única fuente de placer de los hombres, es realmente sorprendente pero aun existen personas que creen eso y son mas de las que podríamos imaginar.

Pero bueno, vamos a ponerle énfasis a un par de zonas erógenas algo desconocidas aun: los testículos y el ano.

La zona de los testículos es bastante sensible a las caricias, así que chicos alienten a sus parejas, a explorar esa área, y ya estando por ahí se pueden adentrar a la zona perineal llegando por fin al tan cuidado ano.

La zona perineal, es aquella que queda entre medio de los testículos y el ano, es muy sensible y suele provocar un gran placer estimularla. Una buena manera de hacerlo es presionando suavemente, ya que provoca mucho placer.

Por otro lado tenemos el ano, una zona que para los hombres heterosexuales suele ser bastante tabú, pero realmente es una de las zonas más erógena que tienen por su cantidad de terminaciones sensitivas.

Así que no sientan temor de experimentar con el sexo anal, es en esa zona donde se encuentra el punto “G” masculino, así que si se les presenta la oportunidad aprovéchenla, sin temores o reprimendas morales, hay que estar dispuesto a disfrutar del sexo, al final de cuentas somos seres sexuales. Solo como ultima recomendación usen un buen lubricante a base de agua.

Vía l El blog de sexo


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

ENLACES A ESTE ARTICULO