Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Los chicos de mi ciudad

Cinéfila 7 mayo 2009

Jonasbigaslunas

Ay… Los hombres se lamentan por estar rodeados de bellas mujeres que no les hacen caso y las mujeres se quejan de estar rodeadas de hombres que les hacen caso pero que no son bellos. Quizá no en las grandes ciudades, pero “en provincias”, el panorama masculino es bastante desalentador. A continuación les describiré las diferentes clases de hombres que pueblan las noches de mi ciudad, de la que sólo diré que es un lugar de La Mancha de cuyo nombre muchas veces es mejor no acordarse:

a. Los canis: tendrán su público, no digo yo que no; pero somos muchas las mujeres que no nos sentimos identificadas con la Juani de Bigas Luna y a las que no nos gusta pasear en un coche tuneado con las ventanillas bajadas por las que pueden escucharse a todo volumen a Camarón o a Daddy Yankee. Y tampoco nos suelen gustar los hombres que conducen estos coches.

pijosb. Los pijos: llaman la atención por donde van. Pantalones chinos para hombre, camisas de Ralph Lauren, jerséis de Lacoste, pulseras de cuero con la bandera de España,… Seguramente sean el yerno ideal para nuestras madres, pero a nosotras no nos gustan tanto.

c. Los D&G boys: mientras que los pijos suelen llevar ropa aceptable y discreta, los chicos D&G prefieren que la gente sepa que llevan ropa cara, así que cuánto más chillón sea el color de su camiseta y más grande sea el logo de la marca, mejor. Y claro, con tal deslumbramiento visual, las mujeres sólo podemos fijarnos en su atuendo.

d. Los “indies”: “hola, me llamo X y estudio Ingeniería en Valencia. Como podrás observar este hecho ha obrado un gran cambio en mí, que me he convertido en un chico cool, con el pelo a lo afro y camiseta de “Reservoir Dogs” (para que la gente sepa lo mucho que sé de cine), que está muuuuuuuuuuuuuuy por encima de tus posibilidades. Adiós, nena”. A diferencia de los de los grupos anteriores, que suelen ser ellos quiénes se acercan a las chicas, con los “indies” pasa al revés, son las mujeres las que a menudo se acercan a ellos, pero sin mucho éxito, porque son chicos demasiado geniales para ellas.

Y éste es a grandes rasgos (algo exagerados) el mercado masculino de mi ciudad. Por supuesto hay honrosas excepciones y con un poco de suerte acabas dando con una de ellas, tras mucho buscar, eso sí. Y está claro que con las chicas pasará lo mismo, que se nos puede clasificar en diferentes tipos y que también tenemos tela. Sin embargo, los hombres suelen conformarse con menos y las mujeres solemos ser más exquisitas. Se podría decir: “¡Que bajen el listón, que sólo es sexo!”. Pero en el sexo es fundamental la atracción y ¿qué sentido tiene acostarte con alguien que no te atrae?

Fotos l Culturasurbanas43


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *