Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Las zonas erógenas masculinas

Luigi Eroxxx 3 marzo 2009

zonasmasc.jpg
Ciertamente el cuerpo femenino es bastante complejo en muchos aspectos y por supuesto en lo sexual también. Pero en esta ocasión hablaremos del cuerpo masculino y sus rincones aun secretos para muchas personas. Existen cientos de zonas erógenas distribuidos por la anatomía masculina.

Cuello: en especial detrás de las orejas y la nuca. Suaves mordiscos y besos húmedos pueden llevarlo al éxtasis.

Pecho: imagina una “V” que nace en su esternón y se proyecta hacia los hombros. Esas dos líneas te marcarán el camino de terminaciones nerviosas ultra sensibles.

Frenillo del glande: si bien el sexo oral es extremadamente placentero para el hombre, en especial la zona de piel que une el glande con el resto de la piel que recubre el pene, es muy sensible y erógena.

Perineo: es la zona que se halla entre el ano y los testículos. Si te detienes allí por largo rato, tu varón te lo agradecerá.

Interior de los muslos: la parte interna de las piernas es, por la mayor delicadeza de la piel y las múltiples terminaciones nerviosas que la atraviesan, un área de gran placer.

El limite solo lo pones tu, prueba de todo lo que se te ocurra, aceites, plumas, etc. Disfruta de una buena vida sexual, acrecentando la experiencia.

Vía l de Sexualidad


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *