Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Las comedias románticas y las relaciones

Luigi Eroxxx 18 mayo 2009

las-comedias-romanticas-dan-falsas-expectativas.bmp
Muchas de las personas que me conocen, saben que mi vida gira en torno al sexo, suena algo extraño quizás, pero no solo escribo aquí, sino que también tengo junto a mi pareja un programa de radio y ella a su vez uno de tv, todos relacionados con el sexo.

Para los que no me conocen, se les hace extraño cuando le menciono que soy un fanático del cine, sobre todo de las comedias románticas, esas películas de encuentros y desencuentros amorosos plagados de bromas y un poco de drama para terminar en un final feliz.

Sin duda nos brindan diversión (al menos a mi), pero también nos puede llenar la cabeza de falsas expectativas en cuanto a nuestra relación o a las relaciones en general, esto salió a relucir en un reciente estudio de la Universidad Heriot-Watt, de Edimburgo, en el Reino Unido, explica que las comedias románticas pueden terminar siendo nocivas para la pareja ya que trasmiten una falsa realidad donde existen relaciones perfectas.

La psicóloga Kimberley Johnson explica: «Las películas reflejan la emoción que acompaña a una nueva relación, pero dan a entender equivocadamente que la entrega amorosa y la confianza surgen desde el mismo momento en que dos personas se conocen, cuando en realidad son cualidades que normalmente tardan años en desarrollarse».

Nos muestran un mundo completamente irreal de amor prácticamente perfecto, donde nada puede salir mal, un lugar plagado de mitos románticos, donde nos muestran lo infelices que podemos ser si no encontramos a nuestra “alma gemela” o “media naranja”, dándonos a entender que somos personas incompletas.

En resumen, lo que vemos en la pantalla dista mucho de la realidad y si comparamos nuestra relaciones con lo que dicta el séptimo arte, terminaremos perdiendo y deseando no tener pareja, así que sopesen muy bien su relación sentimental y debemos entender que la pantalla grande solo nos muestra una fantasía que tan solo deberíamos creer en nuestra accidentada adolescencia y a veces ni ahí.

Vía l Blog de relaciones


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *