Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

La sexualidad es una forma de comunicación

NEodAni 29 abril 2009

delfines
Aunque estamos en pañales en la investigación del comportamiento animal (sobretodo en especies más inteligentes, incluida la nuestra), es sabido que los humanos compartimos la capacidad de tener sexo por placer (independiente de la reproducción) con algunas especies de monos y con delfines.

He estado visualizando vídeos de los famosos bonobos (el mono que como nosotros copula también cara a cara) llamado chimpance pigmeo, y me ha parecido una actividad de relación social que no debemos “humanizar” en ellos, bajo nuestra mirada. En caso de hacerlo realmente no me pareció una actividad sexual completa, son digamos “mini-relaciones” sexuales que duran unos segundos, intercambian el placer como forma de confianza, de afianzamiento social, con los pequeños era una demostración de dominación en el caso de un adulto sobre ellos, pero también duraba un momento y siempre me ha parecido la situación como un juego.

En los delfines me ha parecido también muy interesante esa demostración de sexualidad como forma de comunicación, y os he puesto un vídeo, en el que está claro lo importante que es este concepto, que está incluso por encima de patrones o convencionalismos sociales (a nosotros nos preocupa mucho donde encasillar la homosexualidad o la bisexualidad), los delfines se cargan “literalmente” esta cuestión, no hay distinciones, para ellos el sexo es pura relación social, y la tienen hasta con delfines de otras especies.
Bonobos cara a cara
Hace años en una revista de salud y deportes, leyendo un artículo se me quedó esta idea de que la sexualidad es una expresión de nuestra energía que se trasmite como comunicación y esta en nosotros de forma latente, algo que me pareció muy interesante.

Los delfines me parecen muy avanzados ¿matrimonios gay? ¡lo tienen muy superado eso ya! En los humanos a la sexualidad le veo un potencial “diferente” porque puede conectarnos con nuestra espiritualidad y diría que nos da aún una posibilidad más avanzada, aunque paradojicamente nos quedemos “encallados” por el camino.

Posiblemente si nuestra sociedad mejora, evoluciona y se enriquece culturalmente esto será cada vez mejor comprendido y por tanto habrá más tolerancia, más libertad natural y una mayor integración en todas las facetas que conforman la personalidad humana.

Vía | La finalidad del sexo


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *