Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

La química del AMOR

Luigi Eroxxx 18 mayo 2009

enamoramiento.bmp
Tal vez han escuchado “el amor esa bella estupidez” y parece ser muy cierto pues cuando comenzamos a flirtear con el enamoramiento nos embrutecemos por completo y parecemos en un continuo “síndrome de abstinencia” y es que estar enamorado es igual que comenzar a lidiar con los efectos de una potente droga.

Nos volvemos adictos a una persona y al efecto que causa en nuestras vidas y se preguntarán ¿por qué?, acaso la sola presencia basta para trastornar nuestro sistema, nuestra existencia y la maravillosa respuesta es SI.

El amor reducido a un pensamiento fríamente fisiológico es el resultado de la química de nuestro cerebro respondiendo a una persona, una extraña combinación entre liberación de hormonas y sus efectos en nuestro sistema, en la primer fase del enamoramiento por ejemplo se liberan cantidades enormes de adrenalina que fluyen en los encuentros amorosos, esta hormona tiene la facultad de ponernos a cien en un segundo, por lo que siempre andamos con la “hormona alborotada”, algo que también nos impide ver defectos de la pareja.

La naturaleza es maravillosa como maravillosa es la “química del amor”, no podemos andar para siempre con la “pila cargada” y esto dura aproximadamente unos 3 meses, alrededor de los seis meses el cuerpo comienza a segregar cantidades mayores de oxitocina, otra hormona que, además de provocar el parto, hace que la ternura y las ganas de mimos y caricias superen a las de sexo.

Esta hormona es la llamada “hormona del apego”, gracias a ella nuestros sentimientos de afecto y unión son mucho más intensos en esta fase y es por eso que será más satisfactoria la unión sexual, porque jugará un papel muy importante el preámbulo.

En la siguiente fase los neurotransmisores protagonistas son la dopamina y la serotonina, cuyos niveles van decreciendo a medida que pasa el tiempo, nos empezamos a dar cuenta de que existe el “mundo exterior” y comenzamos a intercalar salidas románticas con encuentros “multitudinarios”.

Las cosas son menos pasionales pero en cambio ofrece mayor seguridad y tranquilidad, que son dos grandes aliadas de la felicidad, pero esto sólo aparece aproximadamente al año de haber comenzado la relación.
Así que si ya superaste el “bombardeo hormonal” del enamoramiento tal vez ya puedas llamar AMOR, a esa bella estupidez que es el mundo de pareja y dime tu si no, que aunque el amor embrutece, vivir sin amor enloquece.

Vía l Educasexo


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *