Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

¿La primavera la sangre te altera?

NEodAni 20 marzo 2009

Primavera y hormonas

Hoy 20 de marzo del 2009 a las 12:44 ha empezado la primavera. En este momento tenemos igual de horas de luz que de noche e irán aumentando hasta el solsticio de verano y el 21 de junio (donde oficialmente empieza el verano) tendremos el máximo de horas de luz de todo el año.

¡Aumento! paulatino de las temperaturas y de la luminosidad, ¡disminución! de la cantidad de ropa en el cuerpo, ¡aumento! de la producción de hormonas (melatonina y feromonas), ¡disminución! de las horas en casa, ya que el buen tiempo invita a salir y a estar más desinhibidos.

Esto es como una película de Woddy Allen en la que las células del cuerpo están diciendo: ¡prepárense! para el verano, ¡despierten! La hipófisis, encargada de controlar el deseo sexual en nuestro cerebro, libera más hormonas (estrógenos en las mujeres y andrógenos en los hombres) que nos provocan un mayor apetito sexual, aunque todos esos cambios nos afecten de formas diferentes, a unos les puede estimular a otros ejercer un efecto contrario como estar deprimido y también sufrir las molestas alergias, por eso en el sexo el marco de nuestra personalidad es tan importante.

Llega el punto que la Naturaleza dice la suya sobre una sociedad humana que está muy centrada en sí misma, en la que hay mucha gente en soledad y encerrada por la tecnología en estas grandes urbes, ahora es un momento que se verán algo más animadas a mejorar eso.

El apunte es que es después del verano hay las consultas a los sexólogos más delicadas de todo el año, ya que las parejas han estado mucho más tiempo de lo habitual juntas y han salido a la palestra conflictos que estaban ahí latentes. Por tanto hagamos buen uso de la primavera como época de preparación para el verano (primavera significa primer verano), con positividad y responsabilidad para así recoger unos frutos bien sabrosos, con el calor veraniego.

Vía | prensa.com


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *