Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

La edad en la sexualidad masculina

NEodAni 13 marzo 2009

Hombre y Edad
En la adolescencia hay tal maremagnum hormonal en una líbido recien despierta que algunos hombres empiezan a padecer eyaculación precoz (afecta a entre 25 y 40% de ellos, entre los 18 y los 30 años), en esta etapa la curva alta empezará a ir bajando y el problema posterior será menos “fuerza” en las erecciones, entre los 45 y 65 años puede darse eyaculación precoz pero unida a la impotencia.

En la antigua china en el Taoísmo ya se tenia en alta estima el esperma y su relación con la fuerza vital en el cuerpo. En el libro Los Secretos de la Sexualidad Taoísta (editorial Edaf) se menciona que los nutrientes que hay en el semen de una eyaculación equivalen a los de 2 grandes filetes de buey, 10 huevos, 8 naranjas, 6 limones y 5 plátanos; osea que ahí hay vitaminas, minerales y proteínas para una jornada de un hombre bien fuerte.

Los chinos eran expertos en estudiar como mejorar y conservar la energía sexual todo lo posible. Por ejemplo, en diferentes libros de Taoísmo se menciona la regla de multiplicar la propia edad x 0,2 como medida referencial de tiempo de recuperación entre una eyaculación y otra. Por tanto a los 20 años daría 4 días, a los 40 años cada 8 días y a los 50 años cada 10 días; aunque en un libro de la dinastía Sui a partir de los 30 los tiempos los ponía aun más distanciados llegando a 30 días de recuperación a los 60 años, vamos que ya tendrías que estar bastante apaciguado cuando te jubiles respecto al sexo.

La ciencia actual nos anima a confiar en cuidarnos, en mantener una vida sana y en valorar más la calidad que la cantidad en las situaciones que nos encontremos. Cada día hay un conocimiento mayor de como funcionamos y por suerte una divulgación creciente que nos hará llegar nuevos datos sobre investigación en salud y sexualidad. ¡Añadamos más vida a los años, que años a la vida! y saquemos partido a esta época que nos toca vivir.

Vía | enfemenino.com


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *