Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Juguetes sexuales para hombres

Luigi Eroxxx 2 octubre 2009

mueca-1.JPG
Que sucede cuando estamos solos, y no queremos ningún tipo de relación sentimental, lo cual es difícil, porque las chicas parecen andar buscándolas con cierta desesperación. Muchos me han aconsejado que haga uso de las amigas con derecho a roce y no es mala la idea, pero cuando estamos en un punto en que no deseamos contacto físico (se oye raro pero sucede), lo ideal es darnos placer a nosotros mismos.

Somos pocos los varones que nos arriesgamos a probar cosas diferentes, aunque no siempre fui así, debo confesar que fue gracias a la insistencia de una chica que decidí intentarlo y, me agrado, no me arrepiento de nada.

Las posibilidades son prácticamente infinitas, es como ir a una juguetería siendo niños, entramos a una sexshop y no sabemos que elegir, es por ello que una breve explicación de algunos juguetes sexuales seria útil, para irlos conociendo y vayan decidiendo que va con sus estilo de vida o lo que desean realizar.

Los hay para uso anal:

Vibradores o los mas conocidos dildos, muchos de ellos en forma de pene, los pueden utilizar solos o con su pareja, por favor utilicen lubricante es muy necesario, para los ya mas extremos que les gusta el fisting, existen manos, brazos y hasta puños bastante reales.

Aunque no todo es de uso anal, para aquellos que preferimos el disfrute de nuestro pene, están en primerísimo lugar las muñecas que pueden ser las clásicas inflables o las llamadas “real dolls” las cuales están causando furor. Unas que son muy útiles son las replicas de bocas, excelentes para el sexo oral, ya que nunca dirán que no.

También podemos adquirir vaginas y anos, que si bien el mecanismo es similar a las bombas de vacío, son estimulantes, algunas ya traen vibrador integrado, asi que vayan probando, si su deseo es incrementar del juego en el sexo o si están solos, la idea es disfrutarnos al máximo.

Vía l Educasexo


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *