Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Japón ¡el país más fetichista!

NEodAni 16 junio 2009

practicas fetichistas japonesas
Que si una supuesta moda de ropa que simula transparencia, que si intentan evitar el «chikan» (hombre pervertido que mete mano en los trenes) montando vagones «sólo para mujeres» (llamados “Josei Senyō Sharyō”) y que ahora ya es un negocio para algunos que han creado trenes para «simular» esa situación y los «salidetes» puedan desahogarse, los «Soaplands» (Fuzoku) baños donde las mujeres lavan a los hombres con sus cuerpos (muy concentrados en Tokyo), el Tamakeri (mujer que golpea los testículos), el Bukkake, Hentai, Panchira (espiar la ropa interior de las mujeres), y un largo etcétera de términos (que da para un buen diccionario) hacen de los japoneses el país con más fetichismos y gusto por las variantes sexuales.

Y no se quien los son mas, ¡si hombres o mujeres! el «Panchira» es el “upskirt” inglés (faldas levantadas) donde fetichismo y voyeurismo se unen, se refleja en muchos «mangas» y en el «anime» ¡vamos! que los japos están toda la semana pensando en cosas morbosas. Os pongo unas imágenes del libro “Pink Book” de Joan Sinclair en su incursión por el distrito rojo de Kabukicho.

En occidente, en el tren, a una chica un hombre le toca un pecho y ella le pega un grito que se oye desde el otro lado del tren y seguramente acompañado de un buen bofetón, por lo visto en Japón no hay bofetón, son muy educadas ellas y esperan a poner una denuncia al final del recorrido.

El viaje en un vagón de tren simulado es en el “Train Cafe” tampoco se quejarán ni habrá escándalo (esta a la salida de la estación Ikebukuro de Tokyo). Pagas una cuota de 35 euros, y luego 35 más para poder «sobar» a las “inocentes” chicas durante el viaje para supuestamente desahogarte en la fantasía sexual.
robots hembra
¡Insisto! lo que he dicho alguna otra vez, los japoneses van hacia la tecnología, seguirán desarrollando estas fantasías pero cada vez de forma más realista (ya que no pueden acceder a las japonesas siempre) ¡con lo sencillo que es tener una experiencia «real» y que te sacie completamente al ser natural, pero así son de pequeñitos y de inquietos ellos. ¿Objetivo? asistenta personal del hogar sumisa en forma de androide, el japo que lo consiga ¡premio! le tocó, y tiempo al tiempo, ya os acordareis de esta reflexión.

El 23 de marzo la robot HRP-4C, debutó como modelo en la Semana de la Moda de Tokio, de 1,58 centímetros y 43 kilogramos, puede simular con casi total perfección alegría, sorpresa o enfado. Y digo yo, y ¿porque no placer?, no sólo lo digo yo, sino que muchas mentes japonesas también lo estarán diciendo, aunque sin expresarlo verbalmente ¡ay! ¡ay! ¡estos japoneses!

Vía | Javimoya.com


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *