Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Internet podría provocar que el ser humano no tuviera fantasías sexuales

dlopez 6 septiembre 2010

internet_sex_194885.jpg

Como animales que somos tenemos que tener en cuenta que nuestra genética, provenga de donde provenga, es puramente salvaje. El paso de los años y los avances tecnológicos ha provocado que no nos “busquemos la vida” en materia sexual lo que podría suponer que, teniéndolo tan fácil, el cerebro no tuviera esas fantasías y se perdiera algo innato de cada persona.

Los animales más parecidos a nosotros, los monos, tienen fantasías sexuales y no necesitan imaginarse demasiado. Sólo con tener la hembra cerca son capaces de masturbarse y tener placer. El hombre necesita un estímulo sexual en forma de imágenes lo que provoca que el cerebro se haga vago.

Si nos acostumbramos a buscar en internet todo tipo de estímulos es muy probable que cuando no tengamos un ordenador, una revista o un DVD a mano no sepamos qué hacer. Es más, la vida sexual del ser humano se centra en “siempre lo mismo” y la insatisfacción ya está haciendo estragos entre las parejas de todo el país. Algo habrá que hacer.

Os proponemos, por ejemplo, escribir las fantasías. Coged un papel en blanco, dibujad, escribid, ponedlo todo sobre el papel y luego presentadle ese croquis a vuestra pareja. Conociendo vuestros pensamientos ganaréis en complicidad. De ahí a llevar a cabo lo que queráis sólo hay un paso. Esperamos vuestros comentarios al respecto.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *